image image

¿Eres mayor de edad?

Está a punto de entrar a un sitio web titularidad de Mahou San Miguel cuyo contenido se dirige únicamente a mayores de edad. Para asegurarnos de que sólo es visible para estos usuarios hemos incorporado el filtro de edad, que usted debe responder verazmente. Su funcionamiento es posible gracias a la utilización de cookies técnicas que resultan estrictamente necesarias y que serán eliminadas cuando salga de esta web.

Selecciona un país

clear
Músicos De Sesión, Prodigios Ocultos Músicos De Sesión, Prodigios Ocultos

Música

Músicos De Sesión, Prodigios Ocultos

arrow_back Blog

Si decimos ‘Thriller’, la respuesta que obtendremos será Michael Jackson. Correcto, pero… ¿Qué pasa con Toto? Quizás no muchos sepan que la banda liderada por Jeff Porcaro, la responsable del mega hit ‘Africa’ de 1982, se formó a partir de músicos de sesión y que fueron ellos quienes insuflaron personalidad al mítico álbum del Rey del Pop, el más vendido de todos los tiempos.

Por Cervezas Alhambra

Los músicos de estudio, muchas veces considerados meros mercenarios contratados puntualmente para grabaciones de discos o para actuar en directo, siempre han jugado un papel fundamental dentro de la industria. Sin embargo, su figura ha permanecido habitualmente escondida y sus nombres han quedado normalmente sepultados entre la letra pequeña de los créditos.

Los músicos de Toto fueron los auténticos héroes en la sombra de ‘Thriller’, tocando en prácticamente todo el álbum. Podríamos afirmar que son los artífices de gran parte del sonido pop rock de los 80. Incluso en el riff de guitarra de ‘Beat It’, tradicionalmente atribuido en exclusiva a Eddie Van Halen, debemos reservar un lugar destacado en los créditos para Steve Lukather, guitarrista de la banda. Es verdad que Eddie interpretó una sección larga, con múltiples de cambios de acordes y sin terminar, pero era demasiado extensa. Lukather se encargó de acortarla, adaptarla y sincronizarla para que encajase perfectamente en el tema, tal y como todos lo conocemos.


Hablando de viejos conocidos, todo el mundo sabe que Led Zeppelin fue una súper banda, que vendió cientos de millones de discos y muchos recordarán que su guitarrista, Jimmy Page, militó en las filas de los legendarios Yardbirds antes de dar vida a aquella increíble formación. Pero lo que quizás muchos no conozcan es que el maestro de las seis cuerdas se ganó la vida durante años como músico de sesión.

Antes de brillar junto a Robert Plant, John Bonham y John Paul Jones, durante su etapa de estudiante, Jimmy Page se labró un nombre sobre las tablas del Marquee Club de Londres respaldando a estrellas de la talla de Jeff Beck, Eric Clapton, Alexis Korner o Ciryl Davies. Aquella modesta fama le abrió las puertas de los estudios y, en 1963, se estrenó como músico de sesión en el single ‘Diamonds’, de Jet Harris y Toni Meehan. Conocido popularmente como ‘Little Jimmy’, colaboró por encargo con bandas como The Who, The Kinks, The Rolling Stones, Marianne Faithfull, Van Morrison, Al Stewart o Dave Berry. Curiosamente, en 1968, también ejerció de guitarrista a sueldo en el disco de debut de Joe Cocker, ‘With A Little Help From My Friends’.


Si indagamos en la historia de los músicos de sesión, descubriremos que hubo un buen puñado de formaciones que, pese a no haber alcanzado jamás el éxito masivo, fueron determinantes para configurar el sonido de sus respectivas épocas. Nombres como The Nashville A-Team, The Funk Brothers, The Wrecking Crew o los míticos The Section contribuyeron enormemente a la evolución de la música popular a lo largo de la segunda mitad del siglo XX.

En los años 50, los integrantes de The Nashville A-Team se hicieron famosos como músicos de sesión por su enorme calidad, lo cual les garantizó el trabajo durante tres décadas junto a leyendas como Elvis Presley, Bob Dylan, Jim Reeves, Les Paul, Chet Atkins o Roy Orbison. Grababan unas cuatro veces por día, seis días a la semana. Por aquella misma época, The Funk Brothers, afincados en Detroit, constituían la columna vertebral del sonido Motown en la sombra, grabando para estrellas como Marvin Gaye o Stevie Wonder.

En la Costa Oeste, quienes mandaban dentro del sector a lo largo de la década de los 60 y los 70, eran The Wrecking Crew, bautizados con este nombre por los músicos de sesión de la vieja guardia ya que decían que su música, orientada hacia el rock and roll, iba a destrozar la industria. Sus miembros, procedentes del jazz y la música clásica, ayudaron a dar vida al muro de sonido de Phil Spector hasta el punto de que en ciertos trabajos se les acreditó como The Phil Spector Wall Of Sound Orchestra. Tocaron para Jan & Dean, Sonny & Cher, The Mamas & The Papas, The 5th Dimension, Frank Sinatra o Nancy Sinatra, y fueron empleados como “intérpretes fantasmas” en la grabación de ‘Mr. Tambourine Man’ de The Byrds, en los dos primeros discos de The Monkees o en el álbum ‘Pet Sounds’ de The Beach Boys en 1966. En 2007, los más de cincuenta músicos que en algún momento pasaron por sus filas, fueron incluidos en el Musicians Hall of Fame and Museum.

A principios de la década de los 70, el guitarrista Danny Kortchmar, el teclista Craig Doerge, el bajista Leland Sklar y el batería Russ Kunkel crearon The Section y ayudaron a construir el soft rock de la época. Su elevadísima calidad les convirtió en imprescindibles a la hora de grabar discos como ‘Tapestry’, de Carole King o el ‘Sweet Baby James’, de James Taylor. Además, participaron en grabaciones y giras de Linda Ronstadt, Crosby & Nash, Jackson Browne o Warren Zevon. Durante los ochenta, dejaron de trabajar como colectivo, aunque sus integrantes continuaron ejerciendo como músicos de estudio para Phil Collins, Crosby, Stills, Nash & Young, Stevie Nicks, Bob Seger o Don Henley.

Muchas de las figuras consolidadas de la escena española han sabido nutrir sus trabajos con la experiencia de este tipo de profesionales. La constante inquietud creativa de Manolo García, por ejemplo, le ha llevado a viajar regularmente al extranjero y a colaborar con músicos de sesión locales para ampliar sus horizontes artísticos. Dentro de nuestras fronteras, Mecano, cuando se encontraba en el punto más álgido de su carrera, se rodeó constantemente de grandes bajistas y baterías, tanto en las sesiones de grabación como en los directos. El guitarrista Armando de Castro fue músico de sesión antes de formar parte Asfalto, Coz o Barón Rojo. Y Jordi Vila, más conocido como El Apache, ejerció como batería de sesión para Los Burros de Manolo García y Quimi Portet cuando Sabino Méndez contactó con él, allá por los 80, y le convenció para fundar Los Trogloditas, el grupo de acompañamiento de Loquillo

Multitud de historias de auténticos genios ubicados en segundo plano.


IMÁGENES | UNSPLASH

Compartir