image image

¿Eres mayor de edad?

Está a punto de entrar a un sitio web titularidad de Mahou San Miguel cuyo contenido se dirige únicamente a mayores de edad. Para asegurarnos de que sólo es visible para estos usuarios hemos incorporado el filtro de edad, que usted debe responder verazmente. Su funcionamiento es posible gracias a la utilización de cookies técnicas que resultan estrictamente necesarias y que serán eliminadas cuando salga de esta web.

Selecciona un país

clear
Productores musicales: Cerebros en la sombra Productores musicales: Cerebros en la sombra

Música

Productores musicales: Cerebros en la sombra

arrow_back Blog

Rick Rubin es el productor responsable de algunos de los mayores éxitos de estos artistas: Beastie Boys, Slayer, Run D.M.C., The Cult, Red Hot Chili Peppers, AC/DC, Mick Jagger, Tom Petty, Johnny Cash, System of a Down, Rage Against The Machine, Audioslave, Jay Z, Slipknot, Neil Diamond, Shakira, Metallica, LCD Soundsytem, Kid Rock, Adele, Lana del Rey o Ed Sheeran.

Por Cervezas Alhambra

Pharrel Williams, además de una carrera exitosa como intérprete, ha producido hits para ´N Sync, Britney Spears, No Doubt, Justin Timberlake, Snoop Dogg, Madonna, Scissor Sisters, Mika, Daft Punk, Miley Cyrus o Beyoncé. Durante una conversación, ambos reflexionan sobre la labor del productor. “Mi trabajo consiste en animar al artista a probar cosas nuevas, empujarle a llegar a lugares a los que no iría por sí mismo. La idea es obtener resultados diferentes, porque si siempre haces lo mismo sólo vas a conseguir replicar muy bien las cosas. Deben confiar en ti”, define Williams.

Cuando esta confianza desaparece pueden darse situaciones tan peligrosas como la ocasión en que Phil Spector, encargado de la producción del disco ‘End of the Century’ de Ramones, apuntó con su pistola a Dee Dee Ramone, que se disponía a abandonar el estudio cansado de la presión, y le ordenó que se sentara en un sofá. Spector se puso a tocar el piano y le obligó a escuchar, hasta las 4.30 de la madrugada, cómo quería que sonara exactamente la balada ‘Baby, I Love You’. En otra versión de la historia el encañonado era Johny Ramone, quien amenazaba con volverse a NY harto de repetir el primer acorde de la canción Rock´n´ Roll High School durante 3 días seguidos. “Phil no estaba acostumbrado a trabajar con una banda, básicamente quería imponer su opinión”, explicaría más adelante Joey Ramone.

El productor musical convierte en sonido real las ideas de los músicos y su papel abarca varios frentes. Supervisa la grabación, gestiona la tecnología, incorpora arreglos, efectos y maneja el presupuesto para transformar una idea musical en material audible. Brian Eno, padre del sonido ambient, fundador de Roxy Music y productor de David Bowie y Coldplay, señalaba que cuando Bono Vox, de U2, le pidió que produjese su álbum ‘The Unforgettable Fire’ (1984), le advirtió del riesgo. “Debes saber que puedo llegar cambiar las cosas hasta el punto de que resulten irreconocibles. Es posible que a la gente no le guste el U2 que salga de esto”. “De hecho queremos cambiar hasta resultar completamente irreconocibles. No queremos repetir lo que hemos hecho hasta ahora”, respondió Bono. El éxito de aquella relación llevó a Eno a producir ‘The Joshua Tree’ (1987), ‘Achtung Baby’ (1991) y ‘All That You Can’t Leave Behind’ (2000).

Otra colaboración célebre fue la mantenida entre el productor George Martin y The Beatles. Martin produjo todos los álbumes de los Fab Four menos el último, ‘Let It Be’, publicado en 1970. Las tensiones internas de la banda, de la que Martin era considerado un miembro más, llevaron al productor a tirar la toalla cuando llevaban un buen número de canciones grabadas. A John Lennon le exasperaba necesitar a Martin para materializar su creatividad y se cuenta que, en cierta ocasión, cuando el músico de Liverpool se encontraba en la cima del éxito, le pidió que creara para él un sonido que evocara a una naranja.

Cuando Martin abandonó el barco, Lennon y Allen Klein, mánager de la banda, entregaron el material a Phil Spector para que lo produjera. Spector no trabajó directamente con los músicos y, como era habitual en él, impuso su criterio aplicando el ‘Wall of Sound’ de su invención a las canciones. Aquel muro de sonido consistía en superponer múltiples capas de arreglos y efectos hasta crear un efecto denso y reverberado. A Lennon le fascinó el resultado, sobre todo el logrado en ‘Across the Universe’, pero McCartney lo rechazó de plano, fundamentalmente por el trabajo realizado con ‘The Long and Winding Road’, una canción que McCartney había imaginado minimalista y en la que Spector eliminó una de las voces dobladas de Paul para superponer un arreglo de cuerda con 18 violines, cuatro violas, cuatro cellos, un coro de catorce voces, un arpa, trompetas y trombones.
Dar con la tecla adecuada para un proyecto puede convertirse en la clave del éxito. Es el caso de Nirvana, que en 1991 contrató a Butch Vig para producir su segundo disco, ‘Nevermind’. Declarado admirador de las técnicas empleadas por George Martin, Vig convenció a Kurt Cobain de que doblase su voz para mejorar el sonido de las canciones. “Él no quería hacerlo porque decía que sonaba demasiado falso. Yo le dije que John Lennon doblaba sus voces y a partir de ese momento Kurt las dobló todas”, recuerda el productor y músico de la banda Garbage.

Entre los cerebros en la sombra del panorama musical español hay un nombre que se repite en múltiples ocasiones y cuyo trabajo con bandas como Sexy Sadie, Nacho Vegas, Hinds, Enrique Bunbury, Mikel Erentxun o Australian Blonde, de la que fue integrante, equivale a éxito: Paco Loco. En un polo distinto, estilísticamente alejado pero próximo en experiencia, encontramos a Ricardo Pachón, la figura visionaria detrás de ‘La Leyenda del Tiempo’ de Camarón y de varios discos de Veneno y Pata Negra. Él fue quien imaginó el maridaje del flamenco y el rock progresivo, alumbrando un nuevo mundo de posibilidades musicales. Otro de los referentes de la escena, Alejo Stivel, ex Tequila y productor de diferentes trabajos de La Oreja de Van Gogh, Joaquín Sabina o El Canto del Loco, resume a la perfección lo que significa ser productor: “es ser el ideólogo, el director del proceso creativo que implica hacer una canción. Es el responsable final del resultado, de cómo suena, de que tenga o no feeling. De que nos haga reír o llorar”.



Imágenes | Unsplash

Compartir


Disfruta mensualmente de todos nuestros contenidos 

Suscríbete