image image

¿Eres mayor de edad?

Está a punto de entrar a un sitio web titularidad de Mahou San Miguel cuyo contenido se dirige únicamente a mayores de edad. Para asegurarnos de que sólo es visible para estos usuarios hemos incorporado el filtro de edad, que usted debe responder verazmente. Su funcionamiento es posible gracias a la utilización de cookies técnicas que resultan estrictamente necesarias y que serán eliminadas cuando salga de esta web.

Selecciona un país

clear
Portadas con arte, la imagen de la música Portadas con arte, la imagen de la música

Música

Portadas con arte, la imagen de la música

arrow_back Blog

Un plátano amarillo sobre fondo blanco. Probablemente la primera imagen que nos venga a la imaginación cuando hablamos del vínculo entre artistas plásticos y discos.

Por Cervezas Alhambra

El diseño que Andy Warhol creó en 1967 para ilustrar la portada del álbum de The Velvet Underground & Nico destilaba irreverencia, sentido del humor y una nada velada referencia sexual. En las primeras ediciones del álbum, hoy cotizadísimas, la cáscara era una pegatina que ocultaba un plátano color carne y junto al adhesivo se reproducía la leyenda “peel slowly and see”. Pese a su actual fama, en su momento el disco se estrelló estrepitosamente en el mercado. El único consuelo que le quedó a Lou Reed fue señalar, mucho después, que cada uno de aquellos compradores fundó su propia banda tras escucharlo.

Hasta la irrupción de las portadas modernas, los discos de 78 rpm se vendían, salvo excepciones, envueltos en unas sencillas fundas de papel con un agujero recortado en el centro. Cuando en 1947 la discográfica Columbia se embarcó en el lanzamiento de un nuevo producto, el Long Play de 33 rpm, encargó a su director de arte, Alex Steinweiss, una cubierta que, añadida al sobre de papel interior, posibilitara apilar las copias sin dañar los microsurcos del vinilo. El imaginativo Steinweiss inventó la carátula tal y como la conocemos hoy y su primera obra, de inspiración art decó, ilustró un álbum de Richard Rodgers y Lorenz Hart. En la imagen, sobre el dibujo de un disco en rojo y negro, flotaba la marquesina de un teatro repleta de bombillas que iluminaban el nombre de los compositores y de la orquesta que interpretaba los temas. Durante los primeros meses posteriores a la introducción de aquellas portadas, la venta de vinilos aumentó un 800%. El éxito fue tal que siguió creando cubiertas durante los 34 años siguientes.

Otro ejemplo de cubierta icónica es la elaborada por el ilustrador Gerald Scarfe para el álbum ‘The Wall’, de Pink Floyd, en 1979. Una pared blanca de ladrillos y una tipografía con personalidad bastaron para dar vida a un estilo que permanece vigente. No fue Scarfe el único artista seleccionado por la banda para este trabajo. El diseñador gráfico Storm Thorgerson fue el autor, entre otras, de las míticas imágenes de ‘The Dark Side of the Moon’, ‘Wish you were here’, ‘The División Bell’ o ‘A Momentary Lapse of Reason’, obras marcadas por el realismo mágico de René Magritte, Dalí y Man Ray. Detractor del retoque digital, Thorgerson recreó aquellas oníricas portadas en la realidad para plasmarlas en fotografías. Así, en 1976 hizo que un globo gigante con forma de cerdo sobrevolara la central eléctrica de Battersea con la intención de inmortalizar la portada de ‘Animals’. Por desgracia, el globo se soltó y se elevó hasta una altura de 18.000 pies, dejando de piedra al piloto de un avión que pasaba por la zona. Cuando finalmente descendió sobre una granja de Kent, el ganado huyó aterrorizado.

A través de su estudio, Hipgnosis, dirigió la realización de la portada de ‘Houses of the Holy’ para Led Zeppelin en 1972. Una imagen surrealista inspirada en la novela de ciencia ficción ‘El fin de la infancia’ (1953), de Arthur C. Clarke. Siguiendo esta línea, diseñó portadas para Black Sabbath, Scorpions, Genesis, Peter Gabriel, The Cranberries, Muse, Dream Theater o The Mars Volta, entre otros.

Peter Thomas Blake es un pintor pop art británico conocido por ser el coautor, junto a su entonces esposa, la artista Jann Haworth, de la portada del Sgt, Pepper’s Lonely Hearts Club Band para The Beatles en 1967. La imagen reúne a los principales héroes del cuarteto junto a otras figuras destacadas de la cultura del siglo XX. Todos rodean a la banda y la imagen se completa con objetos diversos, plantas y flores. Blake y Haworth compusieron la escena y Michael Cooper ejecutó una sesión fotográfica nocturna de tres horas. En la actualidad, el pintor asegura que su participación en aquella obra es un “albatros” con el que debe lidiar, ya que su nombre está indeleblemente asociado a aquella portada pese a todos los trabajos que ha realizado a lo largo de su carrera.

Otro artista especializado en portadas es el también británico Derek Riggs, creador de Eddie The Head, originalmente símbolo del movimiento punk y finalmente mascota de la banda de heavy metal Iron Maiden. La banda propuso a Riggs desarrollar el diseño original para añadirle pelo y trabajaron juntos desde 1980, año en el que lanzaron el álbum homónimo ‘Iron Maiden’, hasta 2008, cuando publicaron el recopilatorio ‘Somewhere back in time’. Riggs ha seguido diseñando las portadas de los trabajos de Bruce Dickinson en solitario.

Es probable que el nombre de Peter Saville no nos sugiera nada, pero si hablamos del disco ‘Unknown Pleasures’ (1979) de Joy Division sabremos porqué forma parte de esta lista. Amigo de Tony Wilson y cofundador de Factory Records, ideó una de las portadas más impresas en camisetas de la historia tomando como referencia el gráfico del primer pulsar descubierto por la ciencia, realizado en 1919. Saville creó otras portadas, no menos creativas, para OMD, Roxy Music, King Crimson, The Monochrome Set, New Order, China Crisis, Peter Gabriel, Aztec Camera o Suede.

Otro artista vinculado al mundo discográfico es el diseñador inglés Roger Dean. Sus portadas, asociadas a bandas de rock progresivo y psicodélico, inventan mundos fantásticos de formas imposibles, elementos flotantes y bosques frondosos. Además de ser conocido por sus colaboraciones con Uriah Heep, Greenslade, Osibisa o Asia, es el autor del clásico logo de Yes. En 2013, Dean emprendió acciones legales en Nueva York contra James Cameron, a quien acusó de haber plagiado 14 de sus diseños de portadas en la película Avatar. Pidió 50 millones por daños, pero el juez desestimó la demanda.

Hans Rudolf Giger. Sí, el diseñador suizo padre de Alien también plasmó su imaginario inquietante en unas cuantas portadas. Su arte es reconocible en álbumes de Emerson, Lake y Palmer, Debbie Harry, Dead Kennedys, Danzig o Steve Stevens.

El diseñador español Javier Aramburu lleva tres décadas dejando su impronta en portadas. Su primer trabajo fue para Aventuras de Kirlian, en noviembre de 1989 y en la actualidad forma parte del colectivo Fuerza Nueva, donde militan Los Planetas y Niño de Elche. Aramburu, 50% del proyecto musical Family junto a Iñaki Gametxogoikoetxea, creó las señas de identidad plástica del indie a través de las cubiertas de bandas como Le Mans, Los Planetas, La Buena Vida, Single, Sexy Sadie o los primeros Chucho. Sin él, la idea de un click enfundado en una camiseta de rayas tocando la guitarra con pose shoegaze, no tendría ningún sentido.

Compartir


Disfruta mensualmente de todos nuestros contenidos 

Suscríbete