image image

¿Eres mayor de edad?

Está a punto de entrar a un sitio web titularidad de Mahou San Miguel cuyo contenido se dirige únicamente a mayores de edad. Para asegurarnos de que sólo es visible para estos usuarios hemos incorporado el filtro de edad, que usted debe responder verazmente. Su funcionamiento es posible gracias a la utilización de cookies técnicas que resultan estrictamente necesarias y que serán eliminadas cuando salga de esta web.

Selecciona un país

clear
Siempre hay una primera vez: Festivales, Conciertos y Giras Siempre hay una primera vez: Festivales, Conciertos y Giras

Música

Siempre hay una primera vez: Festivales, Conciertos y Giras

arrow_back Blog

Niza, febrero de 1948. El primer festival de jazz de la historia está a punto de dar comienzo y, contrariamente a lo que pudiéramos intuir, no va a celebrarse sobre suelo estadounidense sino francés.

Por Cervezas Alhambra

Jacques Hebey ejerció de organizador principal y Hugues Panassié de director musical. Los headliners, de auténtico lujo: Louis Armstrong y sus All Stars, Django Reinhardt, Stéphane Grapelli y la Orquesta de Claude Luter. Al margen de los grandes reclamos, en el acontecimiento estuvieron presentes artistas como Earl Hines, Jack Teagarden y Barney Bigard dentro de los All Stars, Francis Burger, Sid Catlett, Suzy Delair, Baby Dodds, Challain Ferret, Jean Leclère, Mezz Mezzrow, Velma Middleton, Yves Montand, Joseph Reinhardt, Arvell Shaw, Jimmy Skidmore, Emmanuel Soudieux, Rex Stewart o Louis Vola. La leyenda cuenta que el día 28, durante la noche de clausura del evento, se produjo una jam session febril en el Hotel Negresco hasta altas horas de la madrugada. Suzy Delair cantó ‘C'est si bon’ y Louis Armstrong se encontraba entre el público. Está claro que le encantó la canción.

El considerado como primer gran concierto de rock de la historia no corrió la misma buena suerte que su homólogo jazzístico. Es 21 de marzo de 1952, viernes por la noche, y nos encontramos en las afueras de Cleveland, Ohio. El Coliseo de la ciudad comienza a atraer a miles de personas con ganas de disfrutar de la música. Se trata del Moondog Coronation Ball, evento en el que van a actuar Paul Williams & The Huclebuckers, Tiny Grimes y sus Rockin’ Highlanders, The Dominoes y Danny Cobb como cabezas de cartel, aunque en realidad el gran reclamo de la velada es Alan Freed, el mítico Dj. Freed fue el primero en emplear el término “rock and roll”, una vieja expresión del blues para referirse al sexo, para bautizar a aquella música que barría entre la juventud.

Los organizadores habían vendido más entradas de las que permitía el aforo de 9.950 plazas del Cleveland Arena, supuestamente por un error de impresión, y la multitud comenzó a impacientarse frente al recinto. Además, se habían falsificado numerosos tickets y el resultado fue que 20.000 personas comenzaron a golpear las puertas y a gritar “¡déjennos entrar!”. Acabaron rompiendo los cristales y accediendo al interior. Cuando finalmente llegó la Policía, se dio de bruces con una fiesta descontrolada. Los agentes pidieron a los músicos que interrumpieran su actuación, lo cual derivó en tumulto. Pese a todo, al día siguiente, Joh Shoeder, crítico musical del Cleveland Plain Deale, aseguró que el acontecimiento había sido “el big bang del rock and roll”.

Según los historiadores, los festivales musicales tienen su origen en el antiguo Egipto. Existen pruebas de que alrededor del año 4.500 AC se celebraban allí celebraciones multitudinarias de música y danza, una práctica que posteriormente heredarían griegos y romanos y que, incluso, se llevó a cabo durante la Edad Media. Se considera que el primer festival musical de la era moderna tuvo lugar en 1897, en Dublín. Hablamos del Feis Ceoil, un evento popular de música tradicional irlandesa que sigue vigente aún hoy en día.

El primer gran festival masivo de música tuvo lugar del 16 al 18 de junio en Monterey, California. Considerado el precursor de Woodstock, el Monterey Pop Music Festival congregó a más de 50.000 asistentes. La organización de aquel evento fue idea de John Philips, de The Mamas & The Papas, el productor Lou Adler, el promotor Alan Pariser y el publicista Derek Taylor. Pariser se inspiró en el Festival de Jazz de Monterey de 1966 y quiso extender la fórmula a otros géneros, dotándolo, además, de carácter benéfico. Todos los artistas actuaron gratis y la recaudación se destinó a obras de caridad. En cuanto expuso su razonamiento, el resto del grupo se embarcó en la aventura.

El line up de aquél súper espectáculo fue irrepetible. The Byrds, The Buffalo Springfield, Janis Joplin, The Who, Jefferson Airplane, Ravi Shankar -el único músico que recibió dinero para poder afrontar sus gastos de estancia- , Otis Redding, Lou Rawls, The Association, Country Joe and The Fish, Moby Grape, Canned Heat, The Steve Miller Band, The Mamas & The Papas… Y, por supuesto, Jimi Hendrix, quien participó en el acto por la insistencia de Paul McCartney. Su icónica imagen prendiendo fuego a una guitarra sobre el escenario del festival quedó para siempre grabada en la memoria colectiva estadounidense.

En cuanto a las giras, no existe un consenso sobre cuál fue la primera de la historia, pero sí en torno a cuál fue el primer tour que dio la vuelta al mundo. En 1964, sólo dos años después de que la escudería del sello discográfico Motown pusiera en marcha su primera gira USA para dar a conocer los jóvenes talentos de figuras como Marvin Gaye, The Marvelettes, The Miracles, The Contours o Martha Reeves & The Vandellas, arrancó el The Beatles’ 1964 World Tour, considerada oficialmente como la primera gira mundial de la historia. Rodó a lo largo de Europa, Asia y Oceanía, aunque su éxito económico fue mas bien escaso. Por aquella misma época, en 1963, los artistas del sello Stax celebraron su primer “viaje promocional” por el oeste de EEUU para presentar a artistas como Wilson Pickett, Carla Thomas, The Astors, Booker T. & The MGs, Rufus Thomas, William Bell, The Mad-Lads o The Mar-Keys.

Acontecimientos que han sentado las bases de la música, moldeándola hasta presentarla tal y como la conocemos actualmente. Eventos que marcaron sus respectivas épocas y que han influido en varias generaciones de artistas y de aficionados a la música de todo mundo.


IMÁGENES | UNSPLASH

Compartir