image image

¿Eres mayor de edad?

Está a punto de entrar a un sitio web titularidad de Mahou San Miguel cuyo contenido se dirige únicamente a mayores de edad. Para asegurarnos de que sólo es visible para estos usuarios hemos incorporado el filtro de edad, que usted debe responder verazmente. Su funcionamiento es posible gracias a la utilización de cookies técnicas que resultan estrictamente necesarias y que serán eliminadas cuando salga de esta web.

Selecciona un país

clear

Gastronomía

Canela, la especia de invierno que calienta el corazón

arrow_back Blog

De origen milenario e increíble versatilidad. La canela invade nuestras cocinas cada invierno con sus aires exóticos y su dulce aroma tradicional.

Por Esther Morales

El aroma es el primer punto de encuentro entre la receta y el paladar. Tanto es así, que siempre se dice que el olfato y el gusto no podrían convivir el uno sin el otro. Desde luego, en ingredientes como la canela, este conjunto de sensaciones no solo cobra todo el sentido, sino que nos transporta hasta nuestros recuerdos favoritos del invierno.

¿Pero a qué huele la canela? Esta especia en rama, dulce y aromática, huele a culturas exóticas, pero también a postres tradicionales de siempre. Nos traslada hasta tardes de lectura en casa -envueltos en una manta-, y a ricas tartas de hojaldre y manzana que se asoman desde el horno e impregnan todo nuestro hogar. Huele a las pastelerías de aquella escapada a Berlín, al verano en el que recorrimos la India en tren y a los domingos de arroz con leche.

En cocina, la canela es un ingrediente tan especial que endulza a través del olfato, realza sabores como si fuera sal, aromatiza interiores y, cuando se trata de picante, es el complemento infalible. En formato dulce nos invita a degustar ricas natillas caseras y otros postres cremosos, que combinan a la perfección con la singularidad de Alhambra Barrica de Ron Granadino. En salado, nos descubre todo un universo de platos exóticos, muy complejos y especiados, que demuestran por qué la canela es el condimento más universal.

El ingrediente que nos conquista desde Oriente


Aunque no se conoce con certeza el origen de la canela, lo que sí es indiscutible es que proviene de Asia. Lugares como Malasia, Sri Lanka, China o La India han cultivado durante generaciones el canelo, el árbol del que se obtienen cuidadosamente las cortezas que, luego de secarse, se convertirán en las peculiares ramas enrolladas que tanto usamos en la cocina.

Con más de 5.000 años de historia, hoy representa todo un legado gastronómico que llega en multitud de formatos a los recetarios de todo el mundo. Y es que no fue hasta la Edad Media cuando llegó a Occidente, momento en el que empieza a utilizarse para fines gastronómicos, pero también como perfume o para obtener aceites esenciales.

Los árabes, a los que debemos buena parte de la herencia gastronómica de Andalucía, también descubrieron en la canela multitud de usos medicinales, así como excelentes propiedades para conservar productos. Incluso a Al-Andalus se le atribuye la creación del famoso arroz con leche, en el que la especia brilla con todo su esplendor, y que es solo una prueba de la cantidad de platos con canela que han sobrevivido a los siglos hasta llegar a nuestras cocinas.

Picante, árabe y dulce: 3 propuestas al sabor de la canela


En nuestro recetario habitual, la canela es todo un imprescindible para postres tradicionales. Sin embargo, sus cualidades aromáticas y su sabor equilibrado convierten a esta especia en un ingrediente de lo más versátil cuando se trata de buscar nuevas recetas. Hemos seleccionado 3 propuestas con aires muy internacionales, para viajar a los diferentes paraísos gastronómicos de la canela.

Vindaloo, el curry picante de La India

Considerado como el rey de los currys por su fuerza y por su sabor picante. Su mezcla de especias es tan extensa como la propia gastronomía india, con variedades orientales como la canela, el jengibre, el cardamomo o la pimienta. En esta receta conviven con otras de origen portugués, como el ajo, el comino o el azafrán, y dan como resultado una excelente salsa, perfecta para carnes como el pollo o el cordero.

Makbus, el arroz de la perla de Oriente

En pleno Golfo Pérsico se encuentra una perla de vida afable, playas con aguas cristalinas y una gastronomía que juega con toques dulces. El makbus (o makboos) es una de las recetas más consumidas en Omán, aunque países vecinos como Yemen o Kuwait también preparan sus propias versiones. Se trata de un plato vegetariano, hecho a base de arroz basmati y condimentos orientales, que se sirve con pasas y almendras o anacardos como colofón final.

Kürtőskalács: street food dulce a la húngara

Un postre muy popular entre las delicias callejeras de Hungría y la República Checa. Es la versión magiar de los rollos de canela (o cinnamon rolls) de la repostería sueca, aunque estos se preparan a la brasa y se presentan cubiertos de azúcar. En los fríos inviernos de Budapest, no hay nada como extraer trozos de este bollo caliente y disfrutarlo con vistas al Danubio. Una muestra muy clara de la capacidad de la canela para explorar no solo sabores, sino también las fronteras más insospechadas.

Posted in Gastronomía on ene 25, 2021

Compartir


>