image image

¿Eres mayor de edad?

Está a punto de entrar a un sitio web titularidad de Mahou San Miguel cuyo contenido se dirige únicamente a mayores de edad. Para asegurarnos de que sólo es visible para estos usuarios hemos incorporado el filtro de edad, que usted debe responder verazmente. Su funcionamiento es posible gracias a la utilización de cookies técnicas que resultan estrictamente necesarias y que serán eliminadas cuando salga de esta web.

Selecciona un país

clear
Receta de fideuá tradicional, con todo el sabor del mediterráneo Receta de fideuá tradicional, con todo el sabor del mediterráneo

Gastronomía

Receta de fideuá tradicional, con todo el sabor del mediterráneo

arrow_back Blog

Un plato más fácil de preparar de lo que parece a priori y que te explicamos paso a paso para que consigas el mejor de los resultados

Por María José Amengual

  • Escoger los mejores ingredientes será el primer paso para conseguir la más deliciosa fideuá

    Hay recetas, como la fideuá, cuyo solo nombre evocan aromas y sabores tentadores. Poder aunar este plato tradicional con una Alhambra Especial Radler, que mezcla el saber hacer cervecero con el espíritu del origen granadino de Cervezas Alhambra,  es una apuesta segura para disfrutar con todos los sentidos.


    Parece que haya platos que estén especialmente indicados para ser disfrutados en compañía, por eso vale la pena reservar un día del fin de semana para prepararlos con calma y ofrecerlos a los nuestros. Es alrededor de una mesa, degustando una receta como la fideuá, donde se forjan los mejores recuerdos, pues la comida es el mejor estímulo para, a través de sus ingredientes, conseguir los momentos más especiales.


    El origen de la fideuá se sitúa en Gandía a principios del siglo XX y su preparación está íntimamente ligada a las costumbres de los pescadores y marineros. Como ocurre con muchos otros platos tradicionales, existen varias leyendas sobre su nacimiento,  pero la más aceptada lo sitúa en aquellas barcas de arrastre que muy de madrugada partían para faenar y no regresaban hasta la tarde. En una de estas barcas, la Santa Isabel, el cocinero de a bordo quiso sorprender al resto de la tripulación con una paella de marisco, pero al ir a añadir el arroz, comprobó con horror que no quedaba ni un grano, así que lo sustituyó por un fideo tipo espagueti, que troceó y añadió a la paella como si fuese arroz. Su invento tenía un sabor tan excepcional que conquistó a todos los comensales, y en ese momento nació la fideuá. 


    Las recetas tradicionales suelen variar su preparación según la familia que las hace, y en la fideuá, aunque deben seguirse una serie de pasos necesarios, no es una excepción. En esta receta solo hemos incluido sepia y gambas, pero unos trozos de rape, por ejemplo, solo enriquecerían más el resultado.


    Tiempo de elaboración


    55 minutos


    Dificultad 


    Fácil

  • Escoger los mejores ingredientes será el primer paso para conseguir la más deliciosa fideuá
Tiempo:
Dificultad:
Para personas
  • Ingredientes

    • 400 g de fideos gruesos
    • 2 sepias
    • 16 colas de gambas
    • 2 dientes de ajo
    • 4 tomates pera maduros
    • Azafrán en hebra molido
    • Sal
    • Aceite de oliva virgen extra
    • 1 l de fumet o caldo de pescado
  • Preparación

    • Paso 1

      Empezamos pelando las colas de las gambas y limpiando y troceando las sepias con la ayuda de unas tijeras de cocina.

      Paso 1
    • Paso 2

      Calentamos un poco de aceite de oliva virgen extra en una paella o sartén y salteamos la sepia. Retiramos y reservamos.

      Paso 2
    • Paso 3

      En el mismo aceite salteamos las gambas, si es necesario podemos añadir un poco más. Las retiramos y las reservamos también.

      Paso 3
    • Paso 4

      Ponemos el caldo de pescado a hervir, porque lo tenemos que usar muy caliente.

      Paso 4
    • Paso 5

      En el mismo aceite, salteamos el ajo picado fino, y cuando se empiece a dorar añadimos el tomate pelado y rallado. Lo dejamos hacer hasta que se reduzca.

      Paso 5
    • Paso 6

      Añadimos los fideos y los doramos removiendo bien, para que se una todo.

      Paso 6
    • Paso 7

      Añadimos el caldo caliente, las hebras de azafrán y la sal. Dejamos cocer 12 minutos.  Incorporamos la sepia y las gambas, dejamos cocer unos minutos más. Apagamos el fuego, dejamos reposar un poco y servimos.

      Paso 7

Con qué acompañar la fideuá

El sabor de la fideuá es tan intenso que no necesita mayores acompañamientos, pero si queréis intensificar al máximo la experiencia no dejéis de probarla con una alioli casero. Lo mejor es servirlo aparte para que cada comensal se sirva la cantidad deseada. Una ensalada de hojas verdes variadas es también una deliciosa opción.


Para maridar este plato os proponemos  una Alhambra Especial Radler, que con su aroma a zumo natural de limón y ligeras notas de cardamomo es una propuesta especialmente refrescante para potenciar el sabor a mar de la fideuá. Una cerveza suave y delicada en textura, de cuerpo ligero y con un sugerente equilibrio de acidez y dulzor, con un amargor muy ligero y sutil, que refuerza un balance global muy refrescante.

  • Slide 1

Trucos y consejos

Conseguir triunfar preparando una fideuá es muy sencillo si tenemos en cuenta una serie de pasos que no debemos saltarnos:


1- Utiliza un buen fumet. La fideuá es un plato marinero, por eso la clave es utilizar un caldo sabroso de pescado. Lo podemos tener preparado con antelación, de este modo simplificaremos bastante la elaboración de esta receta, incluso cuando lo hagamos vale la pena hacer más cantidad y congelar una parte. El día que lo necesitemos solo tendremos que dejarlo congelar antes de utilizarlo. 


2- El fideo mejor si es grueso. Podemos encontrar muchas opciones, y aunque dependerá un poco de nuestros gustos personales, una buena razón para elegirlos es que los fideos gruesos no se tuestan tanto al dorarlos y por eso es más difícil que se quemen. Además, con ellos se consigue un resultado más contundente.


3- El sofrito es indispensable. Debemos escoger unos buenos tomates y sofreírlos a fuego lento con el ajo y el aceite de oliva para conseguir una buena base para la fideuá. Un buen sofrito es la base de casi cualquier plato, sin duda, hay que trabajar el sofrito. Lo ideal es remover con una cuchara de madera.


4- Tostar bien los fideos, junto al sofrito. Debemos dejar que se doren, pero que no cojan un color muy fuerte, para que no se quemen. El objetivo es que se tuesten y cojan un buen sabor y un punto crujiente en la textura.


5- Las proporciones son importantes. Por cada taza de fideos vamos a necesitar dos de caldo de pescado.


6- El reposo es fundamental. Antes de servir la fideuá debemos dejarla descansar tapada con un trapo de cocina, de este modo se templará y se asentarán todos los sabores. Los fideos conseguirán, también, la textura perfecta.



Vota aquí:

Compartir


Disfruta mensualmente de todos nuestros contenidos 

Suscríbete