image image

¿Eres mayor de edad?

Está a punto de entrar a un sitio web titularidad de Mahou San Miguel cuyo contenido se dirige únicamente a mayores de edad. Para asegurarnos de que sólo es visible para estos usuarios hemos incorporado el filtro de edad, que usted debe responder verazmente. Su funcionamiento es posible gracias a la utilización de cookies técnicas que resultan estrictamente necesarias y que serán eliminadas cuando salga de esta web.

Selecciona un país

clear
Salamanca reinventa su gastronomía: platos y lugares para descubrir otra versión de su cocina Salamanca reinventa su gastronomía: platos y lugares para descubrir otra versión de su cocina

Gastronomía

Salamanca reinventa su gastronomía: platos y lugares para descubrir otra versión de su cocina

arrow_back Blog

No todo son tapas (ni carne) en Salamanca. Descubrimos los lugares más singulares de esta ciudad para disfrutar de platos y tapas únicos, con un acompañamiento aún más especial: el de Cervezas Alhambra.

Por Lorena Papí

Patrimonio, cultura y gastronomía: son los tres regalos con los que Salamanca agasaja a quien la visita. Enamora con su encanto, como el que destilan las calles de su Barrio Antiguo, al que ronda el Tormes. 

Y sorprende con su generosa oferta gastronómica. Esos asequibles y deliciosos pinchos que representan la idiosincrasia de cada bar: tapear en Salamanca es, casi, un plan de obligado cumplimiento. 

Son propuestas, sus tapas y creaciones más elaboradas de esta selección de lugares, en los que conviven tradición y vanguardia, que encuentran en Cervezas Alhambra la compañera perfecta de viaje. 

Porque disfrutar de creaciones como una Alhambra Lager Singular bien fresca acompañada de una paloma, de un tigre o de unas patatas revolconas es gozar de Salamanca en esencia pura.

Vivir la tradición en la Recuela Taberna & Restaurante 


Adaptar la cocina tradicional a la vanguardia culinaria. Esa es la razón de ser de La Recuela, una fusión de taberna (para picar) y restaurante (para una experiencia más completa), ubicada en el municipio salmantino de Cabrerizos. 

Sus guisos (o platos de casquería), como los callos, callos y callos y el cabrito lechal al estilo de la abuela atestiguan esa puesta en valor de la cocina de siempre; la paciente. La que se practica a fuego lento y a ritmo aún más pausado. 

Es una filosofía, la del buen hacer sin prisa, en la que Cervezas Alhambra se siente representada. Porque los maestros cerveceros de la firma granadina, como los cocineros de La Recuela, saben que nada que merezca la pena puede hacerse deprisa

Tampoco descubrir la singularidad de una Alhambra Reserva Roja. Que, por esa intensidad que le otorgan sus maltas con mayor grado de tueste, casa a la perfección con propuestas como las carnes guisadas, entre los clásicos de La Recuela.

Viró Gastrobar: tapas y raciones de autor


Viró Gastrobar es pionero en Guijuelo: el primer gastrobar que se abrió en esta pequeña localidad de la provincia salmantina. Su propuesta, que aúna tradición y modernidad, rompe el molde de la oferta gastronómica del lugar.

Su carta, variada y compleja, persigue un objetivo: ofrecer sabores que “perduren en el paladar”. Pero sus creaciones también enamoran a la vista, con espectaculares y coloridos emplatados. 

Viró ofrece tapas y raciones de alta cocina para todos los gustos y bolsillos. Con esa grandeza que ocultan platos sencillos y con la complejidad de sabores de los más elaborados y creativos, como su sashimi de atún con emulsión de tomate y ajoblanco y su steak tartar de solomillo de ternera con helado de mostaza.

Pequeños y suculentos bocados de alta cocina que comparten una gran complicidad con creaciones como Alhambra Lager Singular. Porque esta lager de fermentación lenta también convierte en especial lo cotidiano. Como tan bien saben hacer en Viró Gastrobar con el arte de tapear.

Así son las originales propuestas 100% vegetarianas de Gastro Vegan


Una carta que varía cada semana y en la que también se rinde homenaje a la gastronomía salmantina, pero sin carne, es la original puesta en escena (culinaria) de Gastro Vegan. Algo que parece casi una utopía hasta que se descubren sus soja chichas. Inspiradas en un plato tradicional de la zona en el que la carne de cerdo —la misma con la que se elabora el chorizo, pero sin curar— es básica. 

En Gastro Vegan se las llevan a su terreno para convertirlas en una tapa 100% vegetariana, como el resto de su carta: sustituyendo esa carne por soja, que se adoba de la forma tradicional y se aliña con “todo el sabor” de las tierras castellanas: pimentón, comino y orégano. Una combinación “milenaria” y umami; de las que permanecen en el paladar.

Ofrecer algo único y distinto, respetando los modos de hacer tradicionales, es lo que define a Gastro Vegan. Una forma de pensar con la que coinciden los maestros cerveceros de Cervezas Alhambra

Siguiendo los pasos de sus antecesores y respetando su forma de entender la elaboración de cerveza, consiguen creaciones contemporáneas y tan únicas como Alhambra Barrica de Ron Granadino, criada en barricas de roble previamente usadas en la elaboración de este licor. Un tueste, el del roble, responsable de esas notas tostadas que la caracterizan y la convierten en la pareja ideal de platos especiados, como estas chichas vegetarianas.

El Vividero: tapeo apto para veganos


El Vividero convence a quien lo prueba, vegano o no. Por su filosofía —un espacio 100% pet friendly y por los sorprendentes sabores que salen de su cocina.

Como en su trampantojo de morcilla —hecha a base de frijoles y piñones— sobre no huevo sí revuelto o en sus champiñones rellenos, coronados por un toque de queso y perfeccionados al grill en un sabroso bocadillo.

La Lula Gastrobar: reinterpretando los clásicos


La Lula es fruto de la pasión por la hostelería y el deseo de ofrecer algo diferente. Situado en pleno centro histórico, este gastrobar se ha propuesto “romper con los clásicos” para sorprender con una carta basada en la fusión de cocinas de todo origen.

Por eso la tradicional paloma —una corteza de trigo de buen tamaño que envuelve una pequeña ración de ensaladilla rusa— se transforma en La Lula en una paloma cochinita pibil, tendiendo así un puente gastronómico entre Salamanca y México

Son producto del deseo de explorar otras cocinas su ensaladilla de txangurro —típicamente vasca— y tortillita de camarón. O su tartar de atún, con salsa de ostras y lima, y claras reminiscencias asiáticas.

Son sabores, los de estos pescados, que una Alhambra Reserva 1925 lleva a otro nivel, redondeando la experiencia con sus matices florales y sus aromas a tostados y a caramelo. Conquistando todos los sentidos: también el tiempo. El que se necesita para que se desvelen todos esos matices. 

Tiempo para desconectar. Para explorar nuevos sabores, para descubrir la otra gastronomía de Salamanca —como para revelar todos los matices de Cervezas Alhambra— hay que moverse al ritmo de los sentidos, y no del que marcan las agujas del reloj. Hay que saber disfrutar del aquí y el ahora

Compartir