image image

¿Eres mayor de edad?

Está a punto de entrar a un sitio web titularidad de Mahou San Miguel cuyo contenido se dirige únicamente a mayores de edad. Para asegurarnos de que sólo es visible para estos usuarios hemos incorporado el filtro de edad, que usted debe responder verazmente. Su funcionamiento es posible gracias a la utilización de cookies técnicas que resultan estrictamente necesarias y que serán eliminadas cuando salga de esta web.

Selecciona un país

clear

Gastronomía

Panceta al horno especiada: cómo preparar un plato de influencia oriental

arrow_back Blog

Esta éxotica receta ofrece un delicioso contraste de texturas, crujiente en el exterior y jugosa en su interior: se eleva al grado más alto dentro de cualquier recetario.

Por María José Amengual

  • Un plato principal para sorprender: paso a paso para cocinarlo

    Si algo destaca de esta receta de panceta especiada es el toque aromático y oriental que le confiere el polvo de cinco especias, una mezcla china que podemos encontrar ya preparada en muchos supermercados y tiendas. Mezclar especias es una práctica muy habitual en Oriente y el norte de África y es una característica muy marcada de sus gastronomías.


    La mezcla de especias de esta receta tiene los cinco sabores básicos de la cocina china: el dulce, el agrio, el picante, el salado y el amargo. Si no encontramos esta mezcla, podemos prepararla fácilmente en nuestras cocinas usando la pimienta de Sechuán, el anís estrellado, el clavo de olor, el hinojo y la canela. 


    Para la mezcla, ponemos en una sartén canela en rama troceada y anís estrellado, los tostamos a fuego muy bajo dos o tres minutos. Añadimos el resto de especias y las dejamos dos o tres minutos más al fuego, removiendo siempre con una cuchara de madera. Dejamos que las especias se enfríen y las molemos en un molinillo hasta reducirlas a polvo. 


    Tiempo de elaboración


    1 hora y 15 minutos + 8 horas de marinado


    Dificultad 


    Fácil

  • Un plato principal para sorprender: paso a paso para cocinarlo
  • Ingredientes

    • 1 Kg de panceta con piel y sin hueso
    • 30 g de salsa de soja
    • 15 g de azúcar moreno
    • 15 g de la mezcla de especias chinas
    • 10 g de sal
    • Aceite de girasol
  • Preparación

    • Paso 1

      Empezamos colocando la panceta sobre una bandeja, con la piel hacia arriba y, con un cuchillo bien afilado, realizamos cortes en cruz procurando no llegar a la carne.

      Paso 1
    • Paso 2

      Ponemos en un bol la salsa de soja, el azúcar moreno, las cinco especias chinas y la sal y los mezclamos con un tenedor. 

      Paso 2
    • Paso 3

      Colocamos la panceta en un recipiente hondo con la piel hacia abajo y untamos la carne con la mezcla que hemos preparado.

      Paso 3
    • Paso 4

      Cubrimos el recipiente con papel film y dejamos marinar la carne en la nevera durante, al menos, ocho horas, mejor si puede ser toda la noche.

      Paso 4
    • Paso 5

      Cubrimos una bandeja de horno con papel de aluminio y vertemos un vaso de agua. Colocamos la rejilla encima y, sobre esta, la panceta con la piel hacia arriba. Engrasamos con aceite vegetal y horneamos a 200ºC durante, aproximadamente, una hora

      Paso 5

Cómo maridar la panceta al horno

La panceta especiada china es un bocado delicioso y exótico, un plato principal ideal que podemos servir a nuestros comensales recién sacada del horno, acompañada de unas verduras salteadas o una ensalada de hojas verdes. Otra opción es desmigar la que sobre y usarla en frío para rellenar un pan de pita, consiguiendo una cena sabrosa y diferente. 


Para maridar, una Alhambra Reserva Roja será la elección perfecta, gracias a su evidente y muy agradable nota de alcohol, tras la que aparecen sabores afrutados de caramelo y grano, que ayudan a potenciar la textura caramelizada de la carne de panceta. Una variedad intensa, de fermentación larga y reposada y color rojizo pero con el punto de suavidad y frescura de una lager. que requiere de tiempo para poder saborearse en su totalidad.

  • Slide 1

Origen de la panceta de cerdo

Para empezar, no debemos confundir la panceta con el tocino. La primera se obtiene de la panza del cerdo y el segundo del lomo del animal, aunque en Estados Unidos el tocino o bacon sí es sinónimo de panceta, por eso muchas veces se confunden ambas piezas de carne. De un cerdo de unos 115-120 kg salen aproximadamente 6 kg de panceta.


Los cerdos se empezaron a domesticar hace unos 10.000 años en Asia Central. Los romanos denominaron a la panceta como “petaso” y era un plato que se comía a cualquier hora del día, pues, además de barato, era fácil de cocinar, saciante y muy sabroso. De Roma pasó a Alemania y de ahí a Francia, en el siglo XVI. La panceta también tuvo detractores, muchas culturas orientales calificaban a los cerdos como animales innobles y, por eso, muchas religiones prohibieron su consumo.


A América los cerdos fueron llevados en la época colombina. En 1653, una población de cerdos liberados por los colonos casi frustraron la construcción de un muro que los holandeses construían en la isla de Manhattan para impedir que los británicos y los nativos americanos penetraran en Nueva Ámsterdam. Ese sitio más tarde se conoció como Wall Street, y los cerdos continuaron deambulando salvajes en la ciudad de Nueva York hasta el siglo XIX.

Compartir


Disfruta mensualmente de todos nuestros contenidos 

Suscríbete