image image

¿Eres mayor de edad?

Está a punto de entrar a un sitio web titularidad de Mahou San Miguel cuyo contenido se dirige únicamente a mayores de edad. Para asegurarnos de que sólo es visible para estos usuarios hemos incorporado el filtro de edad, que usted debe responder verazmente. Su funcionamiento es posible gracias a la utilización de cookies técnicas que resultan estrictamente necesarias y que serán eliminadas cuando salga de esta web.

Selecciona un país

clear

Gastronomía

Larga vida a las patatas bravas: paso a paso para sublimar este clásico del picoteo

arrow_back Blog

Un imprescindible de todo recetario que se precie y un icono de la gastronomía española

Por María José Amengual

  • Cómo preparar de forma fácil y rápida unas deliciosas patatas bravas

    Uno de los grandes placeres que nos ofrecen los meses de verano es poder disfrutar de la languidez de momentos especiales, los que nos traen los días más soleados y largos y que se prestan a momentos de distensión como un aperitivo con los nuestros en una terraza, sea en nuestra ciudad de residencia o en el destino elegido para unas merecidas vacaciones. 


    Si hubiera un listado enumerando los más apreciados picoteos, las patatas bravas, para muchos, ocuparían el primer lugar. Si, además, las acompañamos de una Alhambra Lager Singular, conseguiremos el tándem perfecto para que las tardes, aperitivos y noches de estío pasen a formar parte de nuestros recuerdos más queridos, junto a una buena conversación o contemplando unas relajantes vistas.


    Acompañarnos a la hora de disfrutar de esos momentos especiales, de los pequeños placeres que nos depara la vida, es uno de los objetivos de Cervezas Alhambra, que en su filosofía nos anima a saborear el aquí y el ahora. Los momentos cotidianos que, con el maridaje adecuado, se convierten en extraordinarios.


    Tiempo de elaboración


    45 minutos


    Dificultad 


    Fácil

  • Cómo preparar de forma fácil y rápida unas deliciosas patatas bravas
Tiempo:
Dificultad:
Para personas
  • Ingredientes

    • 3 patatas
    • 1 cebolla mediana
    • 1 cucharada de postre de pimentón dulce
    • 1 cucharada de postre de pimentón picante
    • 2 cucharadas colmadas de harina
    • 300 ml de caldo de pollo
    • Aceite de oliva para freír
    • Sal
  • Preparación

    • Paso 1

      Pelamos la cebolla y la picamos fina. Ponemos un poco  de aceite en una sartén y la pochamos a fuego lento.

      Paso 1
    • Paso 2

      Añadimos el pimentón dulce, el pimentón picante y la harina, removiendo para mezclar bien, y cocinamos un par de minutos.

      Paso 2
    • Paso 3

      Incorporamos el caldo de pollo caliente, removemos de nuevo y cocinamos durante unos diez minutos, para que el pimentón y la harina no queden crudos.

      Paso 3
    • Paso 4

      Una vez que la salsa haya espesado, la trituramos con una batidora de mano hasta que quede una mezcla bien fina.

      Paso 4
    • Paso 5

      Pelamos las patatas y las cortamos en trozos cuadrados, de un bocado.

      Paso 5
    • Paso 6

      Calentamos aceite en una sartén y freímos las patatas. Cuando estén crujientes por fuera y tiernas por dentro, las sacamos y las escurrimos sobre papel absorbente de cocina. Servimos con la salsa.

      Paso 6

Cómo maridar unas buenas patatas bravas

Cuando el calor aprieta y la sed inunda nuestras gargantas, no hay nada como una Alhambra Lager Singular para calmar esa sensación. Esta variedad, cuidada e intensa, sigue un proceso de fermentación lenta gracias al cual se consiguen sus matices únicos, ligeros y afrutados, logrando un sabor tan singular que consigue conquistar al primer sorbo.


Su suave amargor, pero con sensación de cuerpo muy equilibrada, junto a un sabor excepcional la convierten en una cerveza perfecta para disfrutar en cualquier momento, y son esas cualidades las que resaltan la cremosidad de las patatas bravas y ofrecen el contrapunto perfecto de su salsa ligeramente picante.

  • Slide 1

El origen de las patatas bravas

Si hay un aperitivo clásico en nuestra gastronomía -su origen se encuentra en Madrid- ese es el de patatas bravas, por eso podemos encontrarlas en prácticamente todos los bares de España. Aunque las recetas para preparar este picoteo son muchas, lo cierto es que hay dos predominantes, la que defiende la presencia del tomate en su salsa y la de aquellos que opinan que no debe llevarlo y que su color responde a la presencia del pimentón. 


Su nombre deviene de su toque picante, que es esencial en la salsa, y las patatas pueden prepararse fritas, cocidas en agua, cocidas en aceite e incluso al horno. ¿Por qué es una cerveza como Alhambra Lager Singular su compañera perfecta? Porque, bien fría, calmará el gusto del picante por el que es conocida.

Vota aquí:

Compartir


Disfruta mensualmente de todos nuestros contenidos 

Suscríbete