image image

¿Eres mayor de edad?

Está a punto de entrar a un sitio web titularidad de Mahou San Miguel cuyo contenido se dirige únicamente a mayores de edad. Para asegurarnos de que sólo es visible para estos usuarios hemos incorporado el filtro de edad, que usted debe responder verazmente. Su funcionamiento es posible gracias a la utilización de cookies técnicas que resultan estrictamente necesarias y que serán eliminadas cuando salga de esta web.

Selecciona un país

clear

Gastronomía

Huevos de codorniz con empanado de almendras: un crujiente aperitivo para sorprender esta Navidad

arrow_back Blog

Una receta fácil de preparar y con un resultado delicioso con la que conseguiremos sorprender a nuestros comensales en los menús navideños

Por María José Amengual

  • Un crujiente aperitivo de Navidad

    Además de ser el último mes del año, diciembre nos trae las celebraciones más especiales. Para los amantes de cocinar, cada año supone un reto encontrar y preparar las mejores recetas que permitirán lucirse y compartir con familiares y amigos. 


    Una comida especial es la mejor de las excusas para demostrar el cariño, y transmitir sensaciones a través de los ingredientes que preparamos en nuestra cocina es uno de los mejores regalos que podemos ofrecer a quienes estimamos. Y, ya que los aperitivos son el preludio de todo lo bueno que saborearemos después, esta propuesta es una receta que conseguirá dejar el listón muy alto. 


    En la cocina, y especialmente durante estas fechas, la organización es muy importante, por eso nos conviene buscar recetas que nos permitan preparar el menú tranquilamente. Estos huevos de codorniz con empanado de almendras son ideales, pues podemos dejarlos hervidos y empanados en la nevera y freírlos justo antes de llevarlos a la mesa, para que queden crujientes y podamos saborearlos en su punto exacto de temperatura.


    Como es una receta que gustará tanto a grandes como a pequeños, conviene que preparemos un buen número de huevos de codorniz. El empanado, que se convierte en protagonista, lleva almendra molida, pero podemos sustituirla por otro fruto seco, como los pistachos, las avellanas o las nueces.


    Tiempo de elaboración


    45 minutos


    Dificultad 


    Fácil

  • Un crujiente aperitivo de Navidad
Tiempo:
Dificultad:
Para personas
  • Ingredientes

    • 15 huevos de codorniz
    • 75 g de harina
    • 1 huevo
    • 50 g de pan rallado
    • 50 g de almendra molida
    • Sal
    • Pimienta negra recién molida
    • Aceite de oliva
  • Preparación

    • Paso 1

      Cocemos los huevos de codorniz en agua con una pizca de sal, contando tres minutos desde que el agua hierve. Retiramos, pasamos por agua fría y pelamos.

      Paso 1
    • Paso 2

      Pasamos los huevos por harina, huevo y una mezcla a partes iguales de pan rallado y almendra molida con un poco de sal y pimienta.

      Paso 2
    • Paso 3

      Freímos los huevos en aceite de oliva caliente hasta que estén dorados, los escurrimos sobre papel de cocina y servimos inmediatamente.

      Paso 3

Cómo maridar los huevos de codorniz empanados con almendra

Estos huevos de codorniz empanados con almendra maridan deliciosamente con una Alhambra Lager Singular, una cerveza cuidada e intensa que sigue un proceso de fermentación lenta gracias al cual se consiguen sus matices únicos, ligeros y afrutados, logrando un sabor tan singular como su nombre.


Su suave amargor y la sensación de cuerpo y equilibrio que transmite confieren a esta variedad un sabor excepcional que nos permite disfrutarla en cualquier momento y, especialmente, en el aperitivo. Un momento único para aunar la crujiente capa exterior de esta receta con las suaves notas afrutadas y florales que se intensifican a cada trago.

  • Slide 1

Origen e historia de los aperitivos

La costumbre de reunirse antes de una comida o una cena, se remonta al siglo V a.C., cuando Hipócrates creó una bebida amarga a base de vino con sabor a ajenjo y otras hierbas que utilizaba en casos de falta de apetito para estimular el estómago. En la actualidad, los aperitivos son mucho más que tomar algo de comer cuando disfrutamos de una cerveza: es una forma de relajarnos compartiendo buenos momentos antes de pasar a la comida. 


En Italia, cuna del aperitivo (antipasti), y en Francia (l’apèro) el aperitivo se toma de las 18:00 hasta las 21:00, y suele acompañarse de un buffet con varios platos de comida a escoger, casi una cena, mientras que en España se realiza tanto antes de la comida como de la cena, normalmente en menos tiempo, y la cerveza se  acompaña de una tapa.

Vota aquí:

Compartir


Disfruta mensualmente de todos nuestros contenidos 

Suscríbete