image image

¿Eres mayor de edad?

Está a punto de entrar a un sitio web titularidad de Mahou San Miguel cuyo contenido se dirige únicamente a mayores de edad. Para asegurarnos de que sólo es visible para estos usuarios hemos incorporado el filtro de edad, que usted debe responder verazmente. Su funcionamiento es posible gracias a la utilización de cookies técnicas que resultan estrictamente necesarias y que serán eliminadas cuando salga de esta web.

Selecciona un país

clear
Fingers de pollo con salsa de yogur y mostaza para un crujiente aperitivo Fingers de pollo con salsa de yogur y mostaza para un crujiente aperitivo

Gastronomía

Fingers de pollo con salsa de yogur y mostaza para un crujiente aperitivo

arrow_back Blog

Una receta informal y perfecta para los aperitivos o las cenas que podemos preparar fácilmente en nuestras cocinas con ingredientes que contrastan deliciosamente

Por María José Amengual

  • Fingers de pollo con salsa de yogur y mostaza para un crujiente aperitivo

    Los momentos que quedan en nuestra retina y nuestro corazón son aquellos que aprovechamos para disfrutar con los nuestros, como un aperitivo que nos permita hacer un parón y relajarnos con una buena conversación, alrededor de una sabrosa receta y de nuestra variedad de cerveza preferida, sorbo a sorbo y bocado a bocado. 


    Elaborar un aperitivo casero no es complicado si nos decantamos por recetas como estos fingers de pollo acompañados con una salsa sabrosa, una elección perfecta para degustar cada instante. Aunque nuestras rutinas nos impiden muchas veces disfrutar sin prisa, vale la pena buscar ocasiones con las que desconectar y maridar la vida con Cervezas Alhambra.


    Además, esta es una receta sencilla y más ligera que los fingers tradicionales, pues los trozos de carne no se fríen, sino que se hornean. Así, la cantidad de aceite que se usa se reduce drásticamente, consiguiendo un resultado más ligero, pero conservando todo el sabor y la esencia del plato.

  • Fingers de pollo con salsa de yogur y mostaza para un crujiente aperitivo
Tiempo: 60 minutos
Dificultad: fácil
Para 4 personas
8 votos
  • Ingredientes

    • 2 pechugas de pollo
    • 1 huevo
    • 50 ml de leche
    • 15 g de mostaza de Dijon
    • 5 g de harissa o salsa picante similar
    • 2 g de pimentón dulce
    • 60 g de pan rallado
    • 40 g de copos de avena
    • 30 g de polenta
    • Pimienta negra molida
    • Sal
    • Aceite de oliva virgen extra
    • Ingredientes para la salsa
    • 250 g de yogur natural
    • 50 g de mostaza de Dijon
    • 20 g de mayonesa
    • 1 cucharada de postre de miel
    • Pimentón dulce
    • Ajo granulado
    • Sal
  • Preparación

    • Paso 1

      Empezamos secando las pechugas con papel de cocina; después, retiramos los posibles excesos de grasa y las cortamos en tiras de 1 centímetro de grosor.

      Paso 1
    • Paso 2

      Batimos el huevo en un recipiente hondo con la leche, la mostaza, la harissa, un poco de aceite de oliva y el pimentón. Introducimos el pollo y removemos, procurando que se cubra bien. Tapamos con papel film y dejamos reposar 30 minutos en la nevera.

      Paso 2
    • Paso 3

      Precalentamos el horno a 200º C y preparamos una bandeja, cubriéndola con papel de hornear. Mezclamos el pan rallado con los copos de avena, la polenta, sal y pimienta. Escurrimos el pollo y lo rebozamos en esta mezcla. Lo colocamos sobre la bandeja preparada. Pulverizamos con aceite de oliva y horneamos durante unos 25-30 minutos, hasta que se haya dorado bien.

      Paso 3
    • Paso 4

      Para elaborar la salsa, batimos todos los ingredientes hasta tener una combinación homogénea. Probamos hasta ajustar al gusto los ingredientes y corregimos el punto de sal antes de servir.

      Paso 4

Con qué acompañar los fingers de pollo, un maridaje sencillo y delicioso

Los fingers de pollo al horno quedan muy crujientes recién sacados del horno, por eso lo mejor es preparar la cantidad justa, pues el rebozado de los que sobren perderán esa cualidad. Son ideales para servirse como picoteo o como primer plato de cualquier menú, sobre todo, para cenar, acompañados de una ensalada de lechugas variadas o verduras asadas, aprovechando que el horno está caliente.  


El contraste entre la carne suave del pollo y la salsa con base de mostaza marcan el sentido de este plato en el paladar. Todo un despertar para los sentidos que se acentuará si maridamos esta receta con Alhambra Reserva 1925. Los aportes cítricos y afrutados de esta variedad crean el punto de contraste y armonía perfectos para este plato. También lo hace la nitidez y la presencia de su lúpulo, que aporta aroma y frescura en boca, y permite disfrutar esta combinación con cada sorbo y cada bocado. 

  • Slide 1

Fingers de pollo, un clásico norteamericano

Los fingers son unos palitos de pollo, sin piel ni huesos, que se rebozan y fríen y que suelen servirse con alguna salsa. Se diferencian de los nuggets en que estos últimos se preparan con pollo picado. Tanto unos como otros conquistan a toda la familia, pues son muy sabrosos y perfectos para compartir.


Aunque seguramente su origen es más antiguo, fueron los ingleses y escoceses los que llevaron el pollo frito al continente americano, donde se convertiría en uno de los platos estrella de la cultura gastronómica norteamericana. Posteriormente, los sureños estadounidenses dieron a este plato su sabor tan característico, a especias y condimentos, llegando hasta nuestros días como una de las especialidades de comida rápida más ricas y fáciles de preparar en versión casera y saludable.

Vota aquí:

8 votos

Compartir


Disfruta mensualmente de todos nuestros contenidos 

Suscríbete