image image

¿Eres mayor de edad?

Está a punto de entrar a un sitio web titularidad de Mahou San Miguel cuyo contenido se dirige únicamente a mayores de edad. Para asegurarnos de que sólo es visible para estos usuarios hemos incorporado el filtro de edad, que usted debe responder verazmente. Su funcionamiento es posible gracias a la utilización de cookies técnicas que resultan estrictamente necesarias y que serán eliminadas cuando salga de esta web.

Selecciona un país

clear
Bizcocho de naranja aromático y esponjoso, un clásico infalible de la repostería Bizcocho de naranja aromático y esponjoso, un clásico infalible de la repostería

Gastronomía

Bizcocho de naranja aromático y esponjoso, un clásico infalible de la repostería

arrow_back Blog

Sencillo y humilde, pues sus ingredientes se encuentran en cualquier cocina: una elaboración destinada a quedarse en tu repertorio

Por María José Amengual

  • Receta para preparar un delicioso bizcocho de naranja

    En esta receta de masa dulce utilizamos un ingrediente típico de nuestra geografía: la naranja, un jugoso regalo de la naturaleza repleto de vitaminas y minerales cuyo origen se sitúa en Extremo Oriente. Fue introducida en Europa por los árabes, a través de España y en el siglo X, y fue Colón quien llevó sus semillas a América en su segundo viaje.


    Conseguir un bizcocho húmedo y esponjoso es más sencillo de lo que podemos pensar a priori si no somos expertos reposteros. Tan solo necesitamos un poco de paciencia y ese cariño del que se precisa en la cocina para triunfar con esta receta. Del mismo modo que los maestros cerveceros de Cervezas Alhambra preparan cuidadosamente cada una de sus variedades, con dedicación y con tiempo: así conseguiremos un postre irresistible y con sabor a tradición y a mediterráneo.


    Y es que compartir un trozo de esta receta con los nuestros es compartir con ellos momentos de amistad, complicidad, cariño, confidencias. Significa reunirse para disfrutar de las mejores cosas que puede ofrecernos la vida, las que no pueden adquirirse a ningún precio pero que permanecen para siempre en la memoria.


    Vale la pena invertir cada uno de los minutos necesarios para obtener este delicioso bizcocho con sabor a naranja. Nuestra cocina y nuestro hogar se impregnarán de un inconfundible aroma que nos tentará para ser degustado en cualquier momento del día.

  • Receta para preparar un delicioso bizcocho de naranja
  • Ingredientes

    • 100 g de mantequilla a temperatura ambiente
    • 100 g de azúcar
    • 2 huevos
    • 100 g de harina de repostería
    • 10 g de levadura química
    • 1 naranja
    • 5 ml de vainilla líquida
  • Preparación

    • Paso 1

      Comenzamos encendiendo el horno a 180ºC, con calor arriba y abajo, y engrasando la base y el lateral de un molde de 18 cm con mantequilla.


      Una vez engrasado, lo forramos con papel sulfurizado o papel de horno. Para ello, cortamos un círculo de igual diámetro que la base y una tira de largo y alto suficientes para el lateral. Al colocar el papel en su sitio, se adherirá a la mantequilla y no se moverá. Este truco nos facilitará la tarea de desmoldar el pastel una vez horneado y nos quedará más bonito, con una presentación más cuidada.

      Paso 1
    • Paso 2

      Rallamos la piel de la  naranja.

      Paso 2
    • Paso 3

      Batimos el azúcar con la mantequilla. Añadimos los huevos y batimos de nuevo hasta incorporarlos. Agregamos harina, la levadura química, la ralladura de naranja y la vainilla. Mezclamos bien hasta que la masa nos quede con la textura de una crema. 

      Paso 3
    • Paso 4

      Vertemos la mezcla en el molde y horneamos durante 25-30 minutos o hasta que al introducir un palillo en el centro de nuestro pastel este salga limpio. Dejamos reposar unos minutos antes de desmoldar para que no se nos rompa.

      Paso 4

Los mejores trucos y consejos para conseguir un bizcocho perfecto

Cuando pensamos en el bizocho perfecto, nos viene a la mente una masa esponjosa, suave, bien horneada y con una altura considerable. Conseguirlo no es difícil, pero sí es necesario seguir una serie de pautas para que el resultado sea el esperado. Aquí van algunos trucos:


1. Los ingredientes deben estar a temperatura ambiente, para no cortar el proceso químico necesario para realizar el bizcocho. Por eso es aconsejable pesarlos con tiempo y dejarlos un buen rato fuera de la nevera para que puedan atemperarse. 


2. La harina debe ser lo más fina posible y estar bien aireada. Para ello es necesario tamizarla junto a la levadura química antes de añadirla a la mezcla.


3. El horno tiene que estar encendido con la opción de calor arriba y abajo y la bandeja, situada en el centro del mismo. Cada horno es un mundo, por eso, si el nuestro da más calor por arriba, para evitar que el bizcocho se queme, podemos cubrir el molde con una hoja de papel de plata. Así el calor no será tan directo, aunque, en este caso, deberemos vigilar el tiempo de horneado. Si, por el contrario, el calor es mayor por abajo, lo mejor será poner una bandeja en la parte inferior del horno.


4. Si queremos que nuestro bizcocho suba, no podemos abrir el horno durante los primeros veinticinco minutos, que es el tiempo durante el cual la masa se va consolidando.


5. El desmoldado es también importante y debe hacerse correctamente para no estropear todo el trabajo. Cuando saquemos el molde del horno, lo dejaremos enfriar 10-15 minutos, para que resulte más fácil despegar la masa de las paredes del molde. Después debemos dejar que se enfríe por completo sobre una rejilla.

  • Slide 1

Con qué acompañar el bizcocho con naranja

Aunque este bizcocho no necesita muchos adornos porque está delicioso por sí mismo, sí es cierto que podemos acompañarlo con varias opciones que ayudarán a que degustarlo sea todo un placer. Lo más sencillo es espolvorearlo con azúcar molido, pero queda también muy bien si sobre la superficie extendemos chocolate fundido o mermelada de naranja rebajada con una pizca de agua, para que sea más fácil repartirla.


Si nos gusta el helado, con una bola de vainilla estará espectacular, lo mismo que si nos decidimos por unas cucharadas de nata montada.


Para maridar el bizcocho, nada como una Alhambra Lager Singular, cuyas notas maltosas encuentran afinidad aromática con los toques harinosas del bizcocho. El amargor de la naranja combina muy bien con el del lúpulo, que también contrasta con el dulzor del bizcocho. Si se busca experimentar nuevas sensaciones en el paladar, será un acierto seguro degustar esta receta con una Alhambra Lager Singular, una cerveza dorada, brillante y con una espuma cremosa y consistente.

Compartir