image image

¿Eres mayor de edad?

Está a punto de entrar a un sitio web titularidad de Mahou San Miguel cuyo contenido se dirige únicamente a mayores de edad. Para asegurarnos de que sólo es visible para estos usuarios hemos incorporado el filtro de edad, que usted debe responder verazmente. Su funcionamiento es posible gracias a la utilización de cookies técnicas que resultan estrictamente necesarias y que serán eliminadas cuando salga de esta web.

Selecciona un país

clear

Gastronomía

Patatas con mejillones y alioli para llevar el picoteo al siguiente nivel

arrow_back Blog

Un sencillo pero sabroso entrante perfecto para celebrar la llegada del buen tiempo y maridar con Alhambra Lager Singular

Por María José Amengual

  • Paso a paso para elaborar este delicioso entrante

    Los días más largos y más luminosos, con este sol que por fin se muestra en todo su esplendor tras los interminables días de frío, invitan a disfrutar de los nuestros, familiares y amigos, saboreando un delicioso bocado como este aperitivo de patatas y mejillones con alioli acompañado por una Alhambra Lager Singular, una cerveza especial de fermentación lenta que ayudará a intensificar lo especial de este momento.


    Además de resultar una receta de fácil preparación, está elaborada con ingredientes que solemos tener en nuestra despensa y que son humildes y fáciles de encontrar en nuestra tienda favorita. Incluso admite que nos organicemos con tiempo y, justo antes de servirlo, solo tengamos que montar este aperitivo.


    Con un poco de imaginación, podemos realizar algunas variaciones de esta receta, para amoldarla a los gustos de los invitados o para presentar distintas opciones en una misma bandeja, desde carne asada a ensaladilla rusa. Imaginación y buenos alimentos para un resultado delicioso.


    Tiempo de elaboración


    55 minutos


    Dificultad


    Fácil


  • Paso a paso para elaborar este delicioso entrante
Tiempo:
Dificultad:
Para personas
  • Ingredientes

    • Mejillones en escabeche de lata
    • 4 patatas pequeñas
    • 4 tomates cherry
    • 1 huevo
    • Aceite de oliva suave o de girasol
    • Sal
  • Preparación

    • Paso 1

      Con el huevo y el aceite, de oliva suave o de girasol, preparamos una mayonesa con ayuda de la batidora. El aceite necesario es la cantidad suficiente para cubrir el huevo. Añadiremos también un poco de sal.

      Paso 1
    • Paso 2

      Para hacer el alioli de escabeche, escurrimos los mejillones en escabeche de su aliño y vertemos este sobre la mayonesa. Después, batimos con unas varillas hasta obtener una crema homogénea de color anaranjado que guardaremos en la nevera.

      Paso 2
    • Paso 3

      Cocemos las patatas con piel en agua con sal durante unos 15 minutos (el tiempo es aproximado, si bien dependerá del tamaño). Las escurrimos y las dejamos enfriar. A continuación, cortamos los extremos de las patatas para que puedan sujetarse bien en el plato y servir de base de nuestro aperitivo.

      Paso 3
    • Paso 4

      Mientras, asamos los tomates cherry en el horno a 200ºC durante unos 20 minutos, aproximadamente. Vale la pena aprovechar la ocasión para asar unos cuantos más y reservar los que no usemos ahora para elaborar una focaccia, por ejemplo.

      Paso 4
    • Paso 5

      Para montar el plato, sobre cada patata ponemos un tomate cherry asado y, sobre cada tomate asado, colocamos un mejillón de la lata, sujetando todos los ingredientes en equilibrio con un palillo. Por último, regamos con el alioli de escabeche y colocamos el que no usemos en un bol, por si algún comensal desea añadirse un poco más.

      Paso 5

Con qué acompañar el aperitivo de patatas con mejillones y alioli

Sin duda, el aperitivo es una de las mejores invenciones de nuestra gastronomía. Es muy difícil mostrarse contrario a pasar un rato distendido en la mejor compañía, compartiendo risas y un bocado delicioso. Si además lo maridamos con Alhambra Lager Singular, concebida para hacer especiales los momentos cotidianos, para situarnos en el aquí y el ahora, tenemos el éxito de ese momento asegurado.


Y es que esta es una cerveza cuidada e intensa en la que se sigue para su elaboración un proceso de fermentación lenta gracias al cual se consiguen sus matices únicos, ligeros y afrutados, lo que le aporta un sabor tan singular como su nombre. En boca tiene un amargor suave, pero con cuerpo, y resulta muy equilibrada, perfecta para resaltar el dulzor de las patatas y la acidez de los mejillones.

  • Slide 1

¿Cuál es la mejor variedad de patata para cocinar?

La patata es uno de los ingredientes más utilizado en nuestra cocina. Este tubérculo no es una raíz, como muchas veces se piensa, sino un engrosamiento subterráneo del tallo. En el mundo existen unas 7.000 variedades de patata y solo en nuestro país hay 150 clases, que se pueden encontrar en el mercado todo el año. La patata llegó a Europa de la mano de los colonos españoles y desde entonces su fama solo ha hecho que crecer.  


Según el color exterior de la piel se diferencian tres tonos y, dentro de cada uno, unas cuantas variedades. Está la patata roja (Cóndor, Red Pontiac, Desirée y Astérix), la amarilla (Étoile du León, Jaerla, Eureka, Kennebec, Monalisa, Spunta, Obelix…) y la blanca (Pentland, Xantia y Frisia).


Entre todas, la más vendida es la Monalisa. Es la patata comodín: fantástica para freír porque absorbe poco aceite, para cocer porque no se desmenuza y para asar porque queda con una textura en su grado justo de jugosidad. La Kennebec es famosa por un plato y un nombre: son los cachelos que acompañan al pulpo a la gallega. La Pontiac, en cambio, tiene una textura inconfundible y alcanza su máximo poderío en guisos.

Vota aquí:

Compartir


Disfruta mensualmente de todos nuestros contenidos 

Suscríbete