image image

¿Eres mayor de edad?

Está a punto de entrar a un sitio web titularidad de Mahou San Miguel cuyo contenido se dirige únicamente a mayores de edad. Para asegurarnos de que sólo es visible para estos usuarios hemos incorporado el filtro de edad, que usted debe responder verazmente. Su funcionamiento es posible gracias a la utilización de cookies técnicas que resultan estrictamente necesarias y que serán eliminadas cuando salga de esta web.

Selecciona un país

clear
Pimientos rellenos de carne, una receta tan fácil como deliciosa Pimientos rellenos de carne, una receta tan fácil como deliciosa

Gastronomía

Pimientos rellenos de carne, una receta tan fácil como deliciosa

arrow_back Blog

Carnosos y fáciles de manipular, los del piquillo son la variedad perfecta para acompañar con un relleno sabroso que se presta a nuestro toque más personal.

Por María José Amengual

  • Una propuesta sin complicaciones para disfrutar con una Alhambra Reserva Roja

    Escoger una receta para preparar en nuestra cocina es mucho más que elaborar comida solo para saciar nuestro apetito. A través de la gastronomía expresamos nuestro deseo de compartir un rato con los nuestros, sean amigos o familiares, con los que ansiamos disfrutar y relajarnos del trajín diario que supone nuestro día a día. 


    Intentar innovar y no repetir menús puede ser una tarea gratificante en la que no necesitamos complicarnos para lograr un resultado brillante. Al igual que en el caso de los maestros cerveceros de Cervezas Alhambra cuando elaboran cada variedad, uno de los secretos para triunfar reside en elegir los mejores ingredientes para nuestra elaboración.


    Ya sea para presentar como entrante o para picar en el aperitivo, estos pimientos del piquillo rellenos de carne son ideales para esas ocasiones en las que queremos lucirnos como cocineros y no disponemos de demasiado tiempo, pues pueden prepararse con antelación y calentarse justo antes de llevarlos a la mesa. 


    A esta variedad de pimiento, cuyo origen se encuentra en Navarra, se le denomina oro rojo por ser tierno, carnoso, algo almibarado y con un sabroso gusto. Aunque pueden comerse crudos, lo habitual es asarlos, retirar la piel, que es un poco dura, y rellenarlos, pues su carne es muy resistente.

  • Una propuesta sin complicaciones para disfrutar con una Alhambra Reserva Roja
  • Ingredientes

    • 8 pimientos del piquillo
    • 400 g de carne picada
    • 1 cebolla
    • 100 ml de nata para cocinar
    • Sal
    • Pimienta negra molida
    • Aceite de oliva virgen extra
    • 1 cucharada colmada de harina
    • 1/2 vaso de harina
  • Preparación

    • Paso 1

      Picamos la cebolla muy menuda y la sofreímos con un poco de aceite, a fuego lento y removiendo para que no se queme.

      Paso 1
    • Paso 2

      Agregamos la carne picada, salpimentamos y sofreímos. Cuando empiece a cambiar de color, agregamos la harina y la leche, ligando así el relleno tras remover un poco. La leche es mejor que la vayamos incorporando poco a poco, a medida que se vaya evaporando. Retiramos del fuego y dejamos enfriar ligeramente.

      Paso 2
    • Paso 3

      Rellenamos con cuidado los pimientos con una cuchara y reservamos uno o dos para la salsa. Cuando estén rellenados, los colocamos en una fuente apta para el horno.

      Paso 3
    • Paso 4

      Con los pimientos reservados y la nata líquida, preparamos una salsa con la batidora y cubrimos los pimientos con ella antes de introducirlos en el horno. Los cocinamos durante 15 minutos a horno precalentado a 180ºC y los servimos calientes. 

      Paso 4

Trucos y consejos para unos exquisitos pimientos.

Los pimientos son una fuente de fibra, minerales y, sobre todo, son ricos en vitamina C, por lo que son un alimento beneficioso y nutritivo, un verdadero aliado en nuestras cocinas. Aunque pueden prepararse de muchas formas, si escogemos los pimientos del piquillo, lo más apropiado por sus características es cocinarlos en el horno. Con estos trucos será tan fácil como delicioso.


  1. Lo ideal es optar por pimientos que no sean muy estrechos, para tener un hueco en el que introducir el relleno cómodamente. Por eso, los pimientos del piquillo son ideales para ser rellenados, pues su tamaño reducido y lo amplios que resultan facilita la tarea.
  2. Los rellenos más clásicos son de carne picada o bacalao, pero la farsa puede consistir en casi cualquier ingrediente, por ejemplo, tortilla de patata, atún en lata o picadillo de mejillones en conserva. Si optamos por la carne (ternera, pollo, cerdo, cordero...) lo idóneo es usarla picada. Para añadir jugosidad al relleno, es importante añadir un poco de leche.
  3. Es también fundamental enriquecer el relleno con un sofrito de verduras picadas: cebolla, ajo, tomate... Aportará más sabor y también le otorgará esa jugosidad. Para aromatizar la mezcla, podemos usar sal y pimienta o una mezcla de especias.
  4. Para rellenar los pimientos, lo mejor es ayudarnos de una cucharita pequeña, que nos permitirá introducir la cantidad justa.
  5. La salsa es también importante. La de tomate o la de bechamel van muy bien, independientemente del relleno elegido, aunque también se pueden triturar algunos pimientos con nata para cocinar.
  • Slide 1

Con qué maridar y acompañar los pimientos rellenos de carne

Esta es una receta muy socorrida, pues los pimientos rellenos pueden prepararse con antelación y congelarse. Cuando queramos servirlos, solo tendremos que sacarlos del congelador con la suficiente antelación, preparar la salsa y calentarlos en el horno. Vale la pena preparar bastantes: así tendremos para varias ocasiones. 


Si los servimos como entrante, podemos acompañarlos con una ensalada de hojas verdes variadas, pero si preferimos llevarlos a la mesa como un segundo, podemos preparar una crema de hortalizas de primero, por ejemplo, de champiñones o de tomates.


Una Alhambra Reserva Roja es la compañera ideal de esta receta. Se trata de una cerveza que destaca por su sabor, aroma y color, que está pensada para momentos especiales y para hacer especiales momentos del día a día. Para ser saboreada sin prisa y dejando que el paladar se embriague con sus matices. Inspirada en las cervezas Bock alemanas, no hace más que redondear y resaltar el sabor de la carne gracias a su fondo caramelizado, potenciando el dulzor natural de los pimientos.

Compartir


>