image image

¿Eres mayor de edad?

Está a punto de entrar a un sitio web titularidad de Mahou San Miguel cuyo contenido se dirige únicamente a mayores de edad. Para asegurarnos de que sólo es visible para estos usuarios hemos incorporado el filtro de edad, que usted debe responder verazmente. Su funcionamiento es posible gracias a la utilización de cookies técnicas que resultan estrictamente necesarias y que serán eliminadas cuando salga de esta web.

Selecciona un país

clear

Gastronomía

Piruletas de pollo a la villaroy para un picoteo sorprendente

arrow_back Blog

Una receta diferente, explicada paso a paso, con la que deleitar en la mesa.

Por María José Amengual

  • Piruletas de pollo a la villaroy, una vuelta de tuerca a un clásico

    Atrás van quedando los días interminables y soleados para dar paso a tardes teñidas de oro que invitan a quedarse en casa con planes tranquilos. Esta época del año es ideal para compartir con nuestra familia y amigos buenos momentos alrededor de una mesa, con recetas algo más elaboradas y saboreando la MINI de Alhambra Reserva 1925, un nuevo formato perfecto para acompañarnos en los aperitivos y picoteos. 


    Mantiene toda la esencia del icono de Cervezas Alhambra en una encantadora botella (también con su característico color verde) para recordarnos que ningún momento es pequeño. Y que todos merecen un maridaje a la altura.


    La presentación de un plato juega un papel fundamental a la hora de degustarlo, al igual que saber jugar con recetas tradicionales y darles un twist. Con una pequeña variación, muchas nos permiten conseguir sorprendentes y deliciosas propuestas que pasarán a engrosar nuestro recetario particular.


    La elaboración de esta receta es algo más larga que la de unas croquetas, pero no por su complicación, sino por los tiempos de reposo en la nevera para conseguir que la masa sea más manejable y compacta, aunque su delicioso sabor convence al primer bocado de que vale la pena invertir el tiempo para prepararla.


    Sea para un picoteo informal, para formar parte de un buffet o como entrante de una comida, estas piruletas nos ofrecen un bocado muy sabroso. Su exterior crujiente y el meloso recubrimiento de la carne son una combinación ideal para dejar a cualquier paladar exigente con ganas de más.

  • Piruletas de pollo a la villaroy, una vuelta de tuerca a un clásico
Tiempo: 60 minutos
Dificultad: fácil
Para 4 personas
3 votos
  • Ingredientes

    • 2 pechugas de pollo
    • 1 litro de leche entera
    • 2 cucharadas soperas bien colmadas de harina
    • 50 g de mantequilla
    • Pan rallado
    • 2 huevos
    • Sal
    • Nuez moscada
  • Preparación

    • Paso 1

      Limpiamos las pechugas y las cortamos en cuadrados no demasiado grandes. Después, cuando los cubramos con bechamel, ya les daremos forma esférica.

      Paso 1
    • Paso 2

      Ponemos agua a hervir con sal y cocemos los trozos de pollo durante 5 minutos. Los escurrimos y dejamos que se enfríen.

      Paso 2
    • Paso 3

      Mientras, preparamos una bechamel espesa. Tostamos la harina en la mantequilla y añadimos la leche poco a poco; de este modo, no se formarán grumos. Además, deberemos remover continuamente con unas varillas. Dejamos hervir hasta que la bechamel tenga el punto de espesor buscado. Sazonamos con sal y un pellizco de nuez moscada y la dejamos enfriar completamente.

      Paso 3
    • Paso 4

      Sumergimos los tacos de pollo en la bechamel y los sacamos con ayuda de un tenedor. Los dejamos enfriar bien sobre una bandeja.

      Paso 4
    • Paso 5

      Una vez estén fríos los trozos de pollo cubiertos con bechamel, los boleamos para que queden bien redondos. Pasamos cada bola por huevo batido y pan rallado.

      Paso 5
    • Paso 6

      Los freímos en aceite de oliva virgen extra abundante y escurrimos en papel absorbente. Por último, insertamos en cada bola un palito de brocheta y colocamos las piruletas en la fuente donde las vayamos a servir.

      Paso 6

¿Cómo maridar las piruletas de pollo a la villaroy?

Esta receta es ideal para acompañar la nueva MINI de Alhambra Reserva 1925, un tamaño perfecto para disfrutar sin prisa de todos sus matices. Un nuevo formato, pero el mismo sabor que encaja a la perfección con estas piruletas de pollo a la villaroy gracias a la afinidad de las notas tostadas de la cerveza con los sabores de la fritura.


Y es que la MINI de Alhambra Reserva 1925 es una cerveza Pilsner de carácter intenso y con mucho cuerpo, elaborada con la variedad de lúpulo Saaz. Con sus característicos aromas florales, la armonía de sabores de cereal y el lúpulo, aportará un ligero contrapunto de amargor que ensalza el pollo y la bechamel de esta receta.

  • Slide 1

¿Cuál es el origen del pollo a la villaroy?

La denominación de este plato proviene de la utilización que se hace de la salsa Villeroy para napar la carne de pollo, y que su vez debe su nombre al duque de Villeroy, un noble francés. Esta salsa es una derivación de la salsa bechamel, de la cual se diferencia por ser más espesa porque se prepara añadiendo queso y clara de huevo. 


En la década de los 70 esta receta cayó en desuso y pasó de servirse en los mejores restaurantes a ser olvidada por la aparición de la denominada nouvelle cuisine, que ensalzaba el atractivo de una preparación culinaria basándolo en su impacto visual y en la estimulación de los sentidos, algo con lo que no cumplía la salsa Villeroy, que no era muy atractiva a pesar de su delicioso sabor. Hoy, con propuestas como estas piruletas, cumple también ese requisito.

Vota aquí:

3 votos

Compartir


Disfruta mensualmente de todos nuestros contenidos 

Suscríbete