image image

¿Eres mayor de edad?

Está a punto de entrar a un sitio web titularidad de Mahou San Miguel cuyo contenido se dirige únicamente a mayores de edad. Para asegurarnos de que sólo es visible para estos usuarios hemos incorporado el filtro de edad, que usted debe responder verazmente. Su funcionamiento es posible gracias a la utilización de cookies técnicas que resultan estrictamente necesarias y que serán eliminadas cuando salga de esta web.

Selecciona un país

clear

Gastronomía

Pimientos rellenos de gambas: una combinación que nunca falla y cómo prepararla

arrow_back Blog

Son un básico en cualquier recetario, y también una receta digna de cualquier recopilatorio de cocina de aprovechamiento. Sus posibilidades son muchas; su forma de elaborarlos, de lo más sencilla.

Por María José Amengual

  • Paso a paso para un clásico de la cocina que nunca pasa de moda

    Para aquellas ocasiones en las que nos apetezca servir un entrante original y delicioso, sin complicarnos demasiado en la cocina y con el que nos podamos lucir ante nuestros comensales, esta receta de pimientos rellenos de gambas es una opción estupenda.


    Además, podremos organizarnos fácilmente y dejarlos preparados con antelación, para no tener que pasar demasiado tiempo entre fogones justo antes de servirlos. El relleno puede hacerse horas antes, incluso el día anterior, y solo nos quedará introducirlo en los pimientos y hornearlos, para que lleguen calientes a la mesa.


    Incluso, para aprovechar el trabajo de elaboración, podemos preparar más cantidad de pimientos y, una vez los tengamos rellenos, congelarlos en una bandeja para que no se peguen. Después solo tendremos que guardarlos en una bolsa y, cuando queramos consumirlos, bastará con sacarlos de la bolsa y hornearlos.

  • Paso a paso para un clásico de la cocina que nunca pasa de moda
Tiempo:
Dificultad:
Para personas
  • Ingredientes

    • 10 pimientos del piquillo
    • 200 g de gambas
    • 1/2 cebolla
    • 100 ml de nata líquida para cocinar
    • 15 g de harina
    • 20 g de mantequilla
    • Perejil picado para espolvorear
    • Aceite de oliva virgen extra
    • 100 ml de caldo de pescado
  • Preparación

    • Paso 1

      Empezamos picando las gambas en trocitos pequeños. Las reservamos.

      Paso 1
    • Paso 2

      Pelamos la cebolla y la picamos muy fina. Ponemos un poco de aceite en una sartén y pochamos la cebolla hasta que quede transparente.

      Paso 2
    • Paso 3

      Agregamos las gambas picadas y la mantequilla y removemos bien, mezclando todos los ingredientes.

      Paso 3
    • Paso 4

      Añadimos la harina y removemos para que se mezcle con la cebolla y las gambas y quede bien tostada. Agregamos el caldo que sea preciso poco a poco, para que se integre. Tiene que quedar una mezcla cremosa, no muy líquida ni muy espesa. Dejamos que se enfríe.

      Paso 4
    • Paso 5

      Rellenamos con la mezcla ocho pimientos. Con los dos sobrantes, preparamos una salsa batiéndolos con la nata. En una fuente que pueda ir al horno, ponemos unas cucharadas de la salsa; sobre ella, colocamos los pimientos y los tapamos con el resto de la salsa. Cocinamos unos 20 minutos a horno precalentado a 180º y los servimos calientes, espolvoreados con perejil picado.

      Paso 5

Pimientos rellenos: cómo maridarlos

Los pimientos del piquillo son un ingrediente muy versátil que permite varios rellenos, tanto con carne como con pescados o productos de la huerta. En esta ocasión, nuestra propuesta utiliza las gambas, que aportarán un sabroso sabor dulzón al conjunto.


Para redondear completamente la experiencia de degustar esta receta de pimientos rellenos de gambas, nada como una Alhambra Lager Singular, una variedad de Cervezas Alhambra de carácter único, cuidado e intenso, inspirada en las clásicas Lager Pilsner.


Los maestros cerveceros de Cervezas Alhambra siguen un cuidado proceso de elaboración para obtener una cerveza Lager ligera, equilibrada y de amargor suave que se traduce en un sabor refrescante que realzará los ingredientes de esta receta, tanto la suavidad de la bechamel de pescado como la crema que recubre los pimientos. Porque solo dedicando el tiempo necesario a cada fase del proceso se consigue una cerveza tan singular o un plato tan atemporal como este.

  • Slide 1

El origen de los pimientos de piquillo: llegados del otro lado del Atlántico

Todos los pimientos, chiles y guindillas del mundo pertenecen a la familia botánica de los caspicum. Su origen se encuentra en Sudamérica, llegando a nuestro país allá por el siglo XV. Los pimientos del piquillo, con una longitud entre 5 y 8 cm, se cultivan en Navarra y deben su nombre al “piquillo” que tienen en su extremo inferior, que se retuerce y vuelve ligeramente hacia arriba. Normalmente, son de sabor suave, aunque en alguna ocasión su carne carnosa y de un llamativo color rojo puede resultar picante. 


Es muy habitual encontrarlos en los establecimientos en bote o en lata y, en este caso, debido a su procedimiento de elaboración, tienen un característico aroma a horno de leña, lo que confiere a los platos en los que se emplea este ingrediente un sabor inconfundible.

Vota aquí:

Compartir


Disfruta mensualmente de todos nuestros contenidos 

Suscríbete