image image

¿Eres mayor de edad?

Está a punto de entrar a un sitio web titularidad de Mahou San Miguel cuyo contenido se dirige únicamente a mayores de edad. Para asegurarnos de que sólo es visible para estos usuarios hemos incorporado el filtro de edad, que usted debe responder verazmente. Su funcionamiento es posible gracias a la utilización de cookies técnicas que resultan estrictamente necesarias y que serán eliminadas cuando salga de esta web.

Selecciona un país

clear
Crema de cebolla con cerveza: receta para redescubrir los platos de cuchara Crema de cebolla con cerveza: receta para redescubrir los platos de cuchara

Gastronomía

Crema de cebolla con cerveza: receta para redescubrir los platos de cuchara

arrow_back Blog

Nada hay tan reconfortante como un delicioso plato de crema o sopa para degustar cucharada a cucharada, como esta receta con la cerveza entre sus ingredientes, ideada para conquistar a todos los paladares

Por María José Amengual

  • Crema de cebolla con cerveza: una elaboración sencilla y deliciosa

    Cuando oímos la palabra reconfortante, suelen venir a nuestra mente momentos de nuestra infancia, en la cocina de nuestros hogares en invierno y con nuestras madres o abuelas sirviéndonos un humeante plato de algo delicioso y recién cocinado. Sabíamos que en cuanto nos llevásemos una cucharada de esa deliciosa preparación a la boca nos sentiríamos, efectivamente, en casa y seguiríamos comiendo hasta dejar el plato reluciente.


    Esa capacidad de transmitir a través de la gastronomía, tan trabajada por nuestros antepasados, también está en nuestras manos. Para ello, a la hora de colocarnos ante los fogones, debemos prestar atención a los alimentos que escogemos y cocinarlos con cariño, para que quien los saboree sienta también esa calidez, ese mimo que se saborea a fuego lento.


    Del mismo modo que los maestros cerveceros de Cervezas Alhambras combinan las mejores materias primas con su saber hacer para conseguir variedades que aseguran nuestro deleite, nosotros podemos cocinar platos sencillos, pero tremendamente acogedores y familiares.


    Caliente o templada, esta crema de cebolla es totalmente reconfortante y muy sabrosa. Además, es perfecta para los amantes de la cerveza: la lleva en su lista de ingredientes, por eso también marida a la perfección con Alhambra Lager Singularuna cerveza con suaves notas afrutadas y florales que se intensifican a cada trago. 


    Se trata asimismo de una receta que puede prepararse con antelación y conservarse en la nevera hasta el momento de degustarla, de un día para otro. De este modo, podemos organizarnos con tiempo y no será necesario ir con prisas justo antes de sentarse a la mesa. Bastará con calentarla en los minutos previos al servicio y estará igual de deliciosa (incluso más, con los sabores y matices más reposados).


    Tiempo de elaboración


    1 hora y 15 minutos


    Dificultad 


    Fácil

  • Crema de cebolla con cerveza: una elaboración sencilla y deliciosa
  • Ingredientes

    • 1 kg de cebolla
    • 50 g de mantequilla
    • Un pellizco de azúcar
    • 1/2 cucharadita de tomillo seco
    • 250 ml de cerveza
    • 650 ml de agua
    • Sal
    • 200 ml de nata líquida
  • Preparación

    • Paso 1

      Empezamos pelando y cortando las cebollas en cuadraditos pequeños.

      Paso 1
    • Paso 2

      Ponemos la mantequilla a calentar y añadimos la cebolla. La rehogamos con el tomillo hasta que esté bien dorada y añadimos el pellizco de azúcar.

      Paso 2
    • Paso 3

      Agregamos la cerveza y el agua, rectificamos de sal y dejamos hervir a fuego suave durante unos 45 o 50 minutos.

      Paso 3
    • Paso 4

      La dejamos enfriar un poco y la trituramos con una batidora de mano. Antes de servir, la calentamos, añadimos la nata y removemos para que se integre.

      Paso 4

Con qué acompañar la crema de cebolla y cerveza

Como cualquier otra crema, esta de cebolla y cerveza estará aún más deliciosa si la acompañamos con elementos que permitan un contraste de texturas, como cebolla troceada menuda y frita, unas pipas de girasol o de calabaza o unos cuadraditos de pan recién tostados.

 

Para maridar, acertaremos con una Alhambra Lager Singular, cuya fragancia aromática tiene un perfil seco con suaves notas afrutadas y un reflejo a levadura, que combina y resalta el sabor de la cebolla y el tomillo.


Por su parte, los aromas de lúpulo son leves, aunque florales, y se intensifican al tragar. Además, en boca tiene un amargor suave, pero equilibrado, con una persistencia fina que la convierte en la cerveza perfecta para acompañar esta crema.

  • Slide 1

Consejos para triunfar preparando esta crema de cebolla y cerveza

Por muy sencillo que sea un plato, siempre podemos mejorarlo si seguimos unos sencillos trucos para que nos quede perfecto:


1. Debemos rehogar bien la cebolla, nos tiene que quedar dorada y melosa. Si queda cruda, el sabor resultante será demasiado fuerte.


2. El tomillo seco es opcional: podemos prescindir de él o usar otras hierbas aromáticas al gusto de nuestro paladar.


3. La nata no debe triturarse, sino removerse: así conseguiremos una textura más cremosa. Si queremos, en lugar de nata podemos usar leche evaporada, para que sea un plato más ligero.


4. Si no nos agrada encontrarnos con posibles hilos de la cebolla, aunque hayamos batido bien la crema, siempre podemos pasarla por un colador de malla fina. El resultado será más líquido, pero menos granulado.

Compartir