image image

¿Eres mayor de edad?

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para analizar el uso que hace de nuestra web y nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante la obtención de datos para perfilar sus hábitos de navegación.

Si continúa navegando sin cambiar su configuración web estará aceptando el uso de cookies en esta página web. Para más información, así como con el objeto de que pueda retirar su consentimiento o cambiar la configuración de cookies en cualquier momento, consulte nuestra Política de Cookies.

Selecciona un país

clear

Gastronomía

Almendras fritas con sal, el aperitivo irresistible

arrow_back Blog

Te enseñamos paso a paso cómo preparar la receta más fácil para este verano... que no podrás dejar de picotear.

Por María José Amengual

  • Almendras fritas con sal, el placer de las pequeñas cosas

    Disfrutar de las cosas sencillas es uno de los mayores placeres que nos ofrece la vida, y el verano en particular nos brinda una oportunidad perfecta para conseguirlo. Prescindir de los horarios que marcan nuestro día a día y concentrarnos en nuestra familia, amigos y hogar, resulta una agradable tarea que se hace necesaria para recargarnos y regresar a la rutina con las pilas puestas.


    Pero incluso las cosas en apariencia más fáciles de conseguir necesitan tiempo y cariño, eso es algo que saben muy bien los maestros cerveceros de Cervezas Alhambra, que lo tienen en cuenta en cada una de sus elaboraciones. Y esta receta de almendras fritas con sal también tiene su truco para que las almendras queden en su punto de textura y sabor.


    El indiscutible placer que supone dejarse llevar por un delicioso picoteo es el mejor preludio para un menú veraniego. Las almendras fritas con sal, que estarán listas en pocos minutos, son el acompañante ideal para una Alhambra Reserva 1925, una combinación perfecta de sabores amargos, dulces y salados.

  • Almendras fritas con sal, el placer de las pequeñas cosas
  • Ingredientes

    • 300 g de almendras peladas
    • 500 ml de aceite de girasol o de oliva virgen extra
    • Sal marina
  • Preparación

    • Paso 1

      Empezamos poniendo una sartén al fuego y echando el aceite en ella. Lo dejamos calentar pero sin que llegue a humear.

      Paso 1
    • Paso 2

      Vertemos en el aceite las almendras peladas, con cuidado para que no nos salpique el aceite caliente.

      Paso 2
    • Paso 3

      Bajamos un poco el fuego, para evitar que las almendras se quemen, y las dejamos que se vayan haciendo, removiendo siempre para que se frían de manera uniforme. 

      Paso 3
    • Paso 4

      Cuando las almendras hayan adquirido un bonito color dorado las retiramos de la sartén, escurriendo bien el aceite.

      Paso 4
    • Paso 5

      Cuando las almendras hayan soltado todo el exceso de aceite, las colocamos en un plato cubierto con papel de cocina, de este modo se absorberá todo el exceso de grasa que aún conserven y quedarán muy crujientes. Las dejamos enfriar.

      Paso 5
    • Paso 6

      Para terminar, las salaremos abundantemente con sal marina. Servimos inmediatamente.

      Paso 6

Tipos de almendras para freír y salar

Hay muchas variedades de almendras, y aunque muchas veces la decisión de usar una u otra depende del gusto personal de cada uno, algunas son más adecuadas que otras para freír. Entre las variedades más comunes se encuentran:


Almendra Comuna o de Valencia


Es el nombre común de un grupo de almendras de alta calidad: Guara, Marta, Ferragnes, Garrigues, Lauranne, Ferraduel, Penta... Su dulce sabor y su gran versatilidad la convierten en una variedad imprescindible para cocinar, tanto platos salados como dulces.


Almendra Marcona


Es la variedad típica del Mediterráneo, de forma redondeada y apreciada por su gran calidad y propiedades organolépticas. Por contener un alto nivel de aceite natural es la almendra más usada en la elaboración de turrones y mazapanes, pues cuando se muele no se convierte en harina sino que forma una pasta que es ideal para compactar el turrón. Es también un excelente aperitivo frita con sal.


Almendra Largueta


De forma alargada y plana, es la mejor variedad para preparar peladillas, garrapiñadas y freírse. Su facilidad de pelado tras ser tostada, la convierte en un magnífico snack. Tiene un ligero amargor, que desaparece si se fríe y potencia su sabor. 


Almendra Guara


Variedad de sabor dulce, alargada y de piel color marrón claro. Debido a su garantía de dulce 100%, es ideal para utilizarla para freír o tostar y también como ingrediente en la elaboración de turrón y helados.

  • Slide 1

Con qué maridar las almendras fritas

Las almendras fritas son uno de los más deliciosos snacks caseros que podemos preparar. Es aconsejable hacer más cantidad y, una vez frías y saladas, guardarlas en un bote de cristal para que se mantengan crujientes y deliciosas. Si escogemos la variedad adecuada, la combinación entre una Alhambra Reserva 1925 y unas buenas almendras fritas, cada una con su punto justo de amargor, nos provocará sensaciones tan agradables en nuestro paladar que querremos volverlas a experimentar sin dudarlo.


El equilibrio de sabores de cereal y lúpulo que ofrece Alhambra Reserva 1925, con un contrapunto de amargor medio en boca, nos invita a disfrutar la vida a través de los detalles y la convierte en el acompañamiento perfecto para nuestra receta de almendras fritas. Una conjunción ideal para que nuestros aperitivos de verano se conviertan en inolvidables.




 




Compartir