image image

¿Eres mayor de edad?

Está a punto de entrar a un sitio web titularidad de Mahou San Miguel cuyo contenido se dirige únicamente a mayores de edad. Para asegurarnos de que sólo es visible para estos usuarios hemos incorporado el filtro de edad, que usted debe responder verazmente. Su funcionamiento es posible gracias a la utilización de cookies técnicas que resultan estrictamente necesarias y que serán eliminadas cuando salga de esta web.

Selecciona un país

clear

Es Tendencia

Cocina insular: lo que se cuece en el centro de los mares

arrow_back Blog

De Ibiza a Fuerteventura y de La Gomera a Formentera. Nuestras islas más desconocidas presumen de una rica y deliciosa gastronomía. Estos son los platos que mejor las representan.

Por Esther Morales

La isla puede parecer un encierro para los que habitan “en tierra firme”. En otro tiempo, de hecho, algunas se usaban como destinos de destierro o como emplazamiento para prisiones. Pero pocos saben concebir el mar como los isleños, que encuentran en él una fuente inagotable de influencias y libertad.

Y el ejemplo son los dos archipiélagos nacionales, el balear y el canario, que han forjado su cultura y sus costumbres a través de la herencia que han dejado multitud de viajeros a su paso. Romanos, fenicios, portugueses, ingleses y más foráneos han pasado por sus costas, dejando su huella en el lenguaje, las costumbres y la gastronomía.

Pero también ha contribuido la amplia biodiversidad que, gracias a las condiciones excepcionales de ambos archipiélagos, se encuentra hoy entre las más preciadas del mundo. Otro de los motivos que ha inspirado a los locales a desarrollar una cocina con sello propio, incluso desde las islas más pequeñas. Estos son los platos insulares que definen el legado de nuestras islas más desconocidas.

La Gomera, donde el producto de la tierra lo es todo

cocina insular la gomera

Esta pequeña isla canaria es todo un reducto de naturaleza, marcado por sus bosques de laurisilva, sus fincas de plataneras y sus palmeras. De estas se extrae uno de sus mayores manjares, el néctar de palma, un sirope de sabor dulce y tostado que alegra cualquier postre local. También combina a la perfección con otro de los productos gomeros por excelencia, el almogrote, un paté elaborado con queso “viejo”, ajo y pimienta picona (un tipo de guindilla local). Perfecto para abrir el apetito con un maridaje como Alhambra Reserva 1925 y dar paso a otro de sus platos icónicos, el potaje de berros con gofio.

Formentera: toda la esencia del mar

cocina insular formentera

La más pequeña de las Islas Baleares es todo un remanso de paz mediterráneo. Un paraíso de aguas cristalinas y playas de ensueño, donde el mar define todas las claves de su gastronomía. Y el ejemplo perfecto es el peix sec (o pez seco), que tradicionalmente se deshidrataba al sol. Se utiliza de muchas formas, pero una de las más famosas es en su ensalada de pez seco, combinado con hortalizas, patatas, pan duro y aceite. Ideal para acompañar con Alhambra Singular y crear un contraste perfecto entre el sabor a mar, su acabado fresco y un toque amargo muy equilibrado.

Fuerteventura: los sabores de una tradición ganadera muy singular

cocina insular fuerteventura

Otra isla que copa postales por sus playas de ensueño. No obstante, en su interior residen muchos de sus mejores secretos gastronómicos. Y esto es gracias a sus cabras autóctonas, responsables de algunos de los quesos más premiados de España. El más conocido es el de pimentón, pero bien es cierto que en ninguna casa majorera falta nunca el tradicional queso fresco, muy recurrente para casi cualquier ocasión.

Con la carne de la cabra también se elabora un guiso que recibe el nombre de tostador y que acostumbra a cocinarse con leña y, con suerte, desde alguna playa. Su sabor es muy similar al de cualquier caldereta de cordero, pero con un toque extra de intensidad. Aunque, si nos decantamos más por el sabor del mar, en la isla también son famosas otras recetas, como las jareas, el caldo de pescado con gofio escaldado o el sancocho, elaborado con pescado salado.

Ibiza: cuando la isla descansa

cocina insular ibiza

Por su belleza, su ambiente y su amplia oferta de ocio, Ibiza es una de las islas más visitadas de España. Pero cuando las hordas de turistas vuelven a casa, la isla vuelve a su estado de quietud. Esto no impide que, desde sus pastelerías, emane la tradición más repostera de las Baleares. En su caso, con un postre de aprovechamiento que recibe el nombre de greixonera y que utiliza las ensaimadas del día anterior. Una delicia con toques de canela y limón que no podemos dejar de probar si viajamos a la isla.

El Hierro y la vida en pleno océano

cocina insular el hierro

El Hierro es uno de los lugares más especiales del archipiélago canario. Antes de pasar por Greenwich, el meridiano atravesaba esta isla, en cuyos paisajes está siempre presente el intenso azul del océano Atlántico. Es una tierra de puro ingenio gastronómico, donde se come un excelente pescado y se reservan sus famosas quesadillas como capricho. Se acostumbran a elaborar con queso fresco de la isla, azúcar, harina, huevos, canela, ralladura de limón y matalahúva. El resultado es un pastel de textura densa, muy aromático y de sabor inconfundible.

Compartir


Disfruta mensualmente de todos nuestros contenidos 

Suscríbete