image image

¿Eres mayor de edad?

Está a punto de entrar a un sitio web titularidad de Mahou San Miguel cuyo contenido se dirige únicamente a mayores de edad. Para asegurarnos de que sólo es visible para estos usuarios hemos incorporado el filtro de edad, que usted debe responder verazmente. Su funcionamiento es posible gracias a la utilización de cookies técnicas que resultan estrictamente necesarias y que serán eliminadas cuando salga de esta web.

Selecciona un país

clear

Cultura

Madrid también es artesanía contemporánea: tres talleres que son un oasis de creatividad

arrow_back Blog

La gran ciudad esconde, entre sus luminosos, calles tranquilas en las que brotan proyectos singulares, que apuestan por la tradición reinventada… en sus más variadas formas.

Por Eva Gracia

Madrid, como toda capital, es una ciudad poblada de neones, de grandes avenidas y calles comerciales en las que reinan las firmas multinacionales y las franquicias. Pero Madrid también es una ciudad en la que florecen los proyectos creativos como en la primavera más esplendorosa. Una ciudad que, con su ambiente y vibraciones, parece impulsar el talento de los artesanos contemporáneos.


Perderse por las calles del centro de la ciudad (y de sus barrios) en busca de negocios únicos, escaparates del talento “made in Spain”, se antoja como un plan de lo más apetecible para los amantes de la creatividad y el diseño en todas sus vertientes.


fabrica de texturas madrid



Pero caminar con los ojos abiertos a los talleres, espacios y tiendas que priman la calidad y la atención al detalle es más que un pasatiempo. Es una manera de entender el consumo, el apoyo al talento local, la reivindicación de la maestría artesanal española y el legado creativo de una ciudad que siempre pareció tierra abonada para la inspiración y las propuestas que aportan algo nuevo al panorama artístico, del diseño, de la cultura.


En su afán por descubrir ese tipo de proyectos, visibilizados también el blog, Cervezas Alhambra recorre las calles de la capital en un apacible paseo que tiene como misión adentrarse en tres de esos talleres singulares. Espacios de creatividad que solo existen en Madrid y, por eso, son tan especiales e inolvidables. ¿Nos acompañas en nuestra ruta?


La Eriza

Si hay un barrio de Madrid en el que todos los negocios son posibles, ese es Malasaña. Centro neurálgico de la modernidad en la capital, pero también de establecimientos tradicionales y con historia, en él conviven bodegas de toda la vida, bares que son el último grito en gastronomía en la ciudad, tiendas en las que darse un capricho de diseño… y talleres como La Eriza.


Fundado en 2005 por Óscar Sánchez Lozano y ubicado en el número 15 de la calle Colón, es mucho más que un taller de encuadernación. La Eriza es la definición de espacio creativo, un lugar donde el papel es un soporte, un medio, un protagonista y un porqué.


la eriza madrid encuadernación

En él se encuadernan documentos, sí, pero también se restauran libros antiguos (Óscar ha llegado a restaurar una edición del Quijote prácticamente ilegible, impresa en el tamaño del prospecto de un medicamento), se elaboran álbumes de todo tipo, invitaciones y cajas personalizadas para eventos… La imaginación es el límite y los sueños de papel se hacen realidad en este rincón de Malasaña.


La Eriza también acoge exposiciones de artistas contemporáneos y presentaciones culturales y recibe de buena gana a todo aquel curioso que se asome a este encantador local. La palabra “ecléctico” puede resultar algo manida, pero encaja a la perfección con este espacio, en el que se combinan muebles de distintas épocas, pósteres y recortes de todo tipo, erizos de mar customizados por el propio Óscar y unas paredes recubiertas con el papel amarillo y negro pintado a mano y diseñado por Dean Claydon, colaborador del fundador de La Eriza desde sus años en Londres.

Eturel

Muy cerca de la parada de metro de La Latina y a unos metros de la plaza de Cascorro, en la calle de la Ruda número 8, se encuentra Eturel, un comercio que rinde un sentido homenaje a la artesanía manchega en su cuidada selección de productos.


Pero, antes de ahondar en los artículos que se pueden encontrar en la tienda (física y online) de Eturel, detengámonos en la razón de ser de este espacio. Tiene su origen en Tembleque, el municipio de Toledo en el que se crio Eduardo Rodríguez, su fundador. Y su objetivo es rescatar, a través de los productos, “la vida del pueblo, las tardes al sol con las vecinas, la dureza entrañable del campo, trayendo a la actualidad y al mundo urbano esos objetos y tejidos que le han acompañado desde su infancia y que tanto le apasionan”, según él mismo explica en su web.


eturel madrid


Son esas cosas genuinas, que Eduardo reivindica desde su proyecto, las mismas que definen la filosofía de Cervezas Alhambra. El interés por revalorizar la vida sencilla y que aprecia los detalles; la misión de revalorizar la artesanía; la pasión por difundir el valor de la tradición creativa española, que se reinventa de la mano de nuevos talentos.


Los tejidos, efectivamente, ocupan un papel esencial en la oferta de Eturel. La alpujarra, la arpillera o la loneta, tejidos muy resistentes y versátiles tradicionalmente empleados en los pueblos españoles, se actualizan con los diseños de Eduardo. Y, adquieren nuevas formas gracias a los artesanos que elaboran cada uno de los productos, desde delantales hasta cestos, manteles o cortinas.


La cuidada selección de objetos de Eturel incluye, además, clásicas jarras, tinajas o botijos de cerámica o flores preservadas, para llevar la esencia del campo manchego a cualquier rincón de España… y conservarla para siempre.

  • Slide 1

Fábrica de texturas


La última parada de este paseo nos lleva hasta el barrio de Chamberí, al número 34 de la calle Meléndez Valdés. Allí se encuentra la casa-taller de Fábrica de texturas, el paraíso de quienes disfrutan creando con sus propias manos, manchándose, aprendiendo técnicas artesanales.


En este inspirador estudio, en el que conviven máquinas de encuadernación y estampación antiguas con otras piezas contemporáneas, se imparten talleres de las disciplinas más variadas: marmolado, risografía (impresión digital de alta velocidad), transferencia collage y técnica…


Más allá de su casa-estudio, el proyecto de Fábrica de texturas se caracteriza por ser capaz de transformar la esencia de sus talleres en kits ‘hazlo tú mismo’ con todos los materiales necesarios para crear desde cero un proyecto artesanal, ya sea de estampación textil, cianotipia o prensado de flores.

fabrica de texturas madrid


“Siempre estamos transformando técnicas tradicionales para hacerlas más accesibles para todo aquel que quiera mancharse las manos”, resumen desde Fábrica de texturas.


Pero, además, este singular proyecto radicado en el barrio de Chamberí añade un extra a su propuesta: la sostenibilidad medioambiental… y cultural. “Todos nuestros productos están diseñados y elaborados en nuestro taller madrileño cuidando todos los detalles, utilizamos materiales respetuosos con el medio ambiente y evitamos productos genéricos, optando por suministradores y fabricantes cercanos. Apostamos por la producción local y el trato directo”, explican en su web.


Así, la filosofía de Fábrica de texturas entronca con la de Cervezas Alhambra, que apuesta por la sostenibilidad, entendiéndola también como el apoyo a la artesanía, la tradición, la producción de proximidad y las creaciones con alma. Es, como muestran espacios como esta singular fábrica, mucho más que una tendencia: una manera de entender el mundo, de participar de él y de disfrutarlo.


Imágenes | Facebook de Fábrica de texturas, Eturel, La Eriza


En el Blog | Cuando la sostenibilidad abraza la tradición y el regreso a los orígenes


En el Blog | Larga vida al pequeño comercio, la llama de una tradición que no se apaga

Compartir


Disfruta mensualmente de todos nuestros contenidos 

Suscríbete